Al Estudiantes se le escapa la victoria en Gran Canaria

El Movistar Estudiantes ha caído en la cancha del Herbalife Gran Canaria por 99-95 pese a haber controlado el partido durante gran parte del mismo.

Ni una versión de enseño de Movistar Estudiantes -teniendo en cuenta el estilo que Salva Maldonado desea para su equipo- ha podido robarle la imbatibilidad al Herbalife Gran Canaria en su casa. Pese a que el conjunto estudiantil mandó en el luminoso durante gran parte de la segunda parte, los canarios gestionaron mejor los compases finales del partido y culminaron la remontada.

La primera mitad del partido supuso toda una oda al estilo de juego del cuadro estudiantil. Inspiradísimos desde más allá de 6,75 -superando el 50% de acierto en los primeros veinte minutos- y mucho más ofensivos que defensivos, los de Salva Maldonado rubricaron en la cancha canaria sus mejores minutos en lo que va de temporada, y un acertadísimo Edgar Vicedo celebraba de la mejor forma posible su reciente convocatoria con la Selección, aportando puntos y carácter a su equipo. No obstante, Herbalife Gran Canaria supo aguantar con estoicidad las embestidas estudiantes no llegando a concederle una renta amplia en la primera mitad hasta el filo del descanso, que Estudiantes tomó una bocanada de aire aprovechando la tercera personal de Luke Fischer (51-58).



Los tanteos en los que se movía el luminoso no hacían más que reflejar lo que el partido, hasta el momento, estaba suponiendo. Un partido en el que, en todo momento, los ataques siempre hablaron más alto que los ataques. Y, en la segunda mitad, la tendencia sería exactamente la misma. En mitad de tal show ofensivo, Estudiantes supo imponer su ritmo y llegó a estirar su renta hasta los 11 puntos en el tercer cuarto.

La veteranía de Albert Oliver y el acierto de DJ Seeley fueron suficientes para volver a cogerle el pulso al partido cuando este más quemaba. Desde ese momento, el choque se convirtió en un toma y daca constante en el que Eulis Báez y el Herbalife Gran Canaria fueron los vencedores. Su fe hasta el final les permitió para darle la vuelta a un partido que, por momentos, pareció perdido pero que terminó con un 99-95 a favor del conjunto local.