Allez Causeur!

El jugador francés se ha convertido en una de las referencias del equipo en los momentos importantes y ha demostrado merecer una renovación que está pidiendo todo el madridismo.

El 25 de julio del año 2017 se hacía oficial la llegada de Fabien Causeur al Real Madrid, tras su experiencia en Alemania. Lo que se le había visto en Baskonia y la gran temporada que hizo en el Brose Baskets, donde fue el MVP de la final del título liguero conquistado, nos hacía presagiar que llegaba un jugador fiable, que iba a aportar sus puntos en ataque y no iba a desentonar en defensa. Un jugador que a lo mejor no sería tremendamente importante pero le vendría bien al equipo.

Han pasado casi dos años desde entonces y, para mí, las previsiones se han quedado cortas. Si vas a las estadísticas individuales no encontrarás nada superlativo, no asume demasiados tiros por partidos ni se preocupa por sumar números vacíos. Desde que llegó al Real Madrid entendió perfectamente su rol en una plantilla de grandes nombres, a pesar de venir de ser uno de los jugadores más determinantes de su equipo en los últimos años.

Nos hemos encontrado en estos meses a un Causeur que se ha convertido en uno de los grandes especialistas defensivos de Laso. Se habla mucho del trabajo de Jeff Taylor, con razón, pero no tanto del desgaste que sufre cada minuto que está en la cancha el francés persiguiendo continuamente a los jugadores más peligrosos del equipo rival. Incansable en piernas y corazón e impenetrable en inteligencia y mentalidad. Es ese guerrero que sin parecerlo te gana un partido solo defendiendo.

Con eso ya le daría para convertirse en uno de los jugadores más importantes para su entrenador y sus aficionados, pero Causeur ha demostrado ser mucho más. En estas dos temporadas han sido pocos los encuentros en los que el francés ha tomado el liderazgo ofensivo, pues hay muchos compañeros capaz de hacerlo, pero hay partidos en los que es más difícil que la muñeca actúe con naturalidad, aquellos en los que el aro parece tener el radio de un anillo, y es ahí donde ha cogido todos los galones y ha pedido el balón sin miedo a fallar. Claro ejemplo son las dos Final Four que ha disputado de blanco.

No es un jugador más, es evidente. No ha tenido problemas de lesiones, y cruzamos los dedos para que siga siendo así, ha sabido interpretar cuándo le tocaba estar en el banquillo, cuándo tenía que limitarse a ser el secante de la estrella rival y cuándo tenía que ir de frente a por el partido en las situaciones más complicadas.

En pocos días cumplirá 32 años pero no por eso deja de ser válido. Fabien Causeur es garantía de efectividad y se ha ganado a pulso la continuidad que el madridismo está reclamando.

Allez Madrid! Allez Causeur!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies