Euroliga 

El año que no quiso esperar Sergio Rodríguez por el Real Madrid

En este entramado que se ha convertido el fichaje de Sergio Rodríguez por CSKA, hoy hemos conocido un nuevo capítulo que pinta a punto y final a la historia y que nos demuestra una verdad inamovible, los intereses de dos partes no tienen por qué confluir en algo común.

Todo esto sale a colación de la entrevista de Lucas Sáez-Bravo en El Mundo a Sergio Rodríguez en el aeropuerto de Moscú y en el que se habla sin ningún tipo de tapujos sobre lo que pasó para que el jugador tinerfeño acabe las tres próximas temporadas en un máximo rival de los blancos para luchar por la Euroliga, nada menos que el todopoderoso CSKA de Dimitris Itoudis.

La historia ya se conoce en su totalidad y es sencilla de destapar, Sergio Rodríguez no ha mentido en ningún momento cuando dice que su idea es seguir jugando en la NBA, lo que ha pasado realmente es que el sentimiento de las franquicias americanas, por las razones que sean, no ha sido el mismo. Las ofertas que le llegaban solo eran por un año y sin visos de continuidad en el tiempo, algo que el propio Chacho ha ido desestimando esperando que llegara algo que le garantizara un futuro asentado en la liga americana.

Sin embargo, el tiempo pasa, la oferta no aparece y llega el momento de afrontar la vuelta a Europa con un objetivo en primer lugar, el Real Madrid, club que, evidentemente sería el mejor sitio para una vuelta, conoce a sus compañeros, al entrenador que le sacó del ostracismo tras la etapa de Messina y donde tendría una vuelta triunfal a pesar de que la experiencia americana no ha sido todo lo plácida que se podía esperar y además porque ha demostrado que la NBA y Chacho no casan bien salvo para algunos highlights.

La oferta del Real Madrid es clara, que espere un año y vuelva cuando Doncic marche a NBA

El tema es que el Real Madrid no espera por nadie y mientras Sergio Rodríguez esperaba el maná NBA, Pablo Laso ya tiene sus tres bases para la temporada: Sergio Llull, Luka Doncic y Facundo Campazzo, por tanto la figura de Chacho no pega por cuanto el coach del Madrid no tiene pensado desplazar a ninguno de los tres a otra posición y su apuesta de considerar al esloveno como base lo va a llevar a sus últimas consecuencias, todo ello sin considerar el alto sueldo a percibir que se sume a los que cobran otros con muy elevadas nóminas: el propio Llull, Rudy Fernández o Randolph, por citar tres ejemplos.

La oferta del Madrid es clara, que Rodríguez espere un año, acepte alguna de las ofertas que le lleguen para la temporada 17/18 y al final de la misma podrá afrontar su fichaje teniendo en cuenta de que Rudy Fernández tendrá una renovación a la baja y con la más que probable marcha de Luka Doncic a la NBA que dejaría un hueco en la posición de base que podría llenar Chacho.

En medio de todo esto aparece la oferta del CSKA, muy jugosa económica y deportivamente, ante la cual Sergio Rodríguez no se lo piensa, la acepta y se traslada con la familia a Moscú, a iniciar una nueva vida y sabiendo que no tiene la exigencia del Real Madrid en cuanto a rivales domésticos por lo que su principal objetivo se mueve únicamente hacia la Euroliga, con un sueldazo de mucho cuidado y garantizándose minutos tras la marcha de Teodosic a la NBA, las cosas cuadran perfectamente.

Así que no le den más vueltas al asunto, al final queda en manos de una dirección deportiva que ya tenía su planificación hecha, su ejercicio económico cerrado y que no ha querido plegarse al gusto de un jugador que ha visto al Real Madrid como opción cuando se le cerraron las puertas NBA (o al menos no como él quería), y por favor, no olviden que, aparte del sentimiento de cada uno, todo esto es un negocio, ni más ni menos.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas