Antonio Martín, un presidente histórico: salvador de las crisis o desastre en la ACB

El órdago del Real Madrid a la ACB tras el mal arbitraje en la final de la Copa del Rey medirá el nivel de gestión de los diferentes órganos responsables. Tanto dentro de la competición como en el propio equipo blanco.

Sin embargo, todos los focos miran hacia la liga. Planetacb ya adelantó que no se piensa en hacer un nuevo comunicado por varias razones. Y es por ello que el conflicto apunta a resolverse, en caso de producirse esa paz, a final de la actual temporada.

Pese a los numerosos apartados a tener en cuenta, cabe destacar que quizás haya sido el mejor momento de los últimos años para hacer frente a una crisis de este calibre. Todo gracias a Antonio Martín, el reciente presidente de la ACB y que pasará a formar parte de la historia del cargo, quiera o no.

El exjugador tiene una gran reputación entre clubes y los propios jugadores. Y más dentro del Real Madrid, uno de los muchos equipos que le vieron jugar como local. Sabe cómo gestionar y cómo se viven estos asuntos en el seno de un vestuario. Y por ello cuenta con la experiencia necesaria como para resolver el conflicto de la mejor manera posible.

La crisis con ABP

Martín tiene en su mano convertirse en el presidente de la ACB que salvó dos de las crisis más gordas nunca vividas en la competición. Hace unas semanas cerraba una herida que no había cicatrizado. Gracias a su entendimiento con la ABP, la cual confirmó a este medio la armonía con Antonio Martín, se firmó un nuevo Convenio Colectivo que hace un año casi acaba con la Copa del Rey por una huelga.

La ambición de Martín es grande, pero a mitad de temporada apenas tiene libertad de movimiento. Y menos después de las convulsas semanas anteriores a su nombramiento en el cargo. La ACB deberá modernizarse y cambiar diferentes aspectos, pero todo a su debido tiempo y sin perder los papeles.

La crisis con el Real Madrid

Si Martín solucionó ese frente con los jugadores, ahora se medirá su potencial al frente de la administración con estas negociaciones, inexistentes en estos momentos, con el Real Madrid. Es decir: ser el presidente heroico que curó varias heridas en muy pocos meses o, por el contrario, aparecer en los libros de historia como el presidente en el cargo cuando el Real Madrid abandonó la ACB.

De lo que no cabe duda es de su capacidad para gestionar en momentos tensos y su facilidad para ponerse en las diferentes posiciones dentro de una batalla. Solo queda comprobar cómo se moverá en esta partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *