El Barça arranca la Euroliga contra un viejo conocido

El Barça arranca esta Euroliga recibiendo en el Palau a un viejo conocido de la afición blaugrana como es Xavi Pascual y su Panathinaikos. La Euroliga es una de la asignaturas pendientes del Barça y empezar con buen pie será importante para encarar con garantías esta difícil competición.

Tras un inicio prometedor en Liga ACB con tres victorias en tres partidos, el equipo de Sito Alonso empieza una nueva temporada en Europa con el objetivo de mejorar los registros del curso pasado y meterse entre los ocho mejores que le permita soñar con una participación en la Final Four.

El rival que visita esta semana el Palau en el estreno blaugrana en la competición es el competitivo Panathinaikos de Xavi Pascual, ex entrenador del Barça y que conocer perfectamente lo que le puede esperar en un Palau que espera empezar con buen pie la nueva andadura europea.

La plantilla blaugrana está preparada para este nuevo reto, y de ahí que la gran mayoría de sus fichajes ya conozcan como funciona esta nueva Euroliga y la exigencia que les va a suponer tener partidos casi cada tres días de máxima exigencia por la dureza de la competición y de la disputa de la Liga ACB.

El rival, Panathinaikos, se ha reforzado con jugadores de nivel para intentar asaltar de nuevo el cetro europeo y seguir con su reinado en Grecia. Marcus Denmon será uno de los jugadores a tener en cuenta ya que llega para ser uno de los anotadores del equipo junto al atlético Thanasis Antetokoumpo, que gustó mucho el año pasado en Andorra y que ahora tiene la oportunidad de destacar en un equipo de Euroliga.

Xavi Pascual ha reforzado el puesto de base con Lekavicius, una de las actuales joyas lituanas y en el puesto interior ha logrado la contratación de Vougioukas que tras una buena temporada en Lokomotiv Kuban llega al conjunto griego para reforzar la posición de 5 de un equipo que sigue contando con James Gist o Chris Singleton.

Una plantilla completa y competitiva que no lo pondrá fácil en un duelo que posiblemente se decidirá por las fuertes defensas que ambos equipos lleven a cabo, siempre esperando que la fuerza del Palau decante la balanza del lado blaugrana.