Historias 

El beso de Ayón a Campazzo como exponente del paso adelante

A poco más de cuatro minutos para terminar el tercer cuarto del Real Madrid y Olimpia Milano y con los locales desatados, se produce la jugada del partido y donde nosotros fuimos más allá.

La jugada no tiene desperdicio, balón robado por Luka Doncic, con pase a una mano de espaldas, carrera de Facu Campazzo que ve a Gustavo Ayón por el carril central y le da un pase perfecto por debajo de las piernas para que el mexicano acabe matando el aro, si acaso no la vieron, aquí la tienen.

En ese momento, el Palacio se desata, la gente aplaude en pie enfervorizada y los jugadores se sientan en su banquillo, uno de ellos Facu Campazzo, al que se le nota feliz por la jugada conseguida y que extiende su mano para chocar mano con Gustavo Ayón y éste, sin cortarse un pelo, agarra la cabeza del argentino y le planta un beso en la misma como muestra la captura de imagen que ilustra este artículo.

Esa está siendo una de las claves de este Real Madrid, la comunión entre todos sus miembros para dar un paso adelante en estos momentos que las bajas asolan al conjunto, una unión que parece indestructible al día de hoy con todos los jugadores a una y, que cada día tiene un exponente en algún jugador como Luka Doncic, pero donde no se quedan atrás muchos otros como los protagonistas del beso de ayer, un Gustavo Ayón y Facu Campazzo que ayer hicieron un partido excepcional.



Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas