Cambiar o cargarse el espectáculo, la misión imposible de Euroliga

No se hagan muchos líos, el principal objetivo de la Euroliga es ganar dinero y, para ello, debe darespectáculo de tal forma que patrocinadores, aficionados y televisiones crean que es un producto atractivo para invertir en él, pues con arbitrajes como ayer, más se pone una losa que intentar competir con la todopoderosa NBA.

Recuerden bien estos nombres: Damir Avor, Tomislav Hordov y Renaud Gueller, ellos tres fueron los responsables del mayor desaguisado que puede pasar en una competición de máximo nivel como es la Euroliga y no hablamos de errores en apreciaciones arbitrales como equivocarse más a favor de un bando u otro, lo peor que puede hacer un colegiado es ser protagonista y, dentro de ello, aún peor, es cargarse el espectáculo.

El famoso #GameOn de Euroliga lo deja claro y el mensaje se repite una y mil veces, la competición más igualada y con los jugadores de mayor calidad que puede haber en el viejo continente, los presupuestos más altos, los equipos más laureados y muchos partidos, tantos que ya amenazan a superar los que se juegan en las ligas domésticas, una Euroliga tan igualada que el último puede ganar al primero sin que suponga una sorpresa e inclusive, hasta las últimas jornadas, prácticamente los dieciséis equipos tienen posibilidades de entrar en playoffs, una liga soñada para cualquiera.

El problema principal es no mirar más allá y no poner el foco a los auténticos protagonistas que son los jugadores, los cuales, aunque algunos no se lo crean, son humanos como usted y como yo sufriendo una presión extrema por conseguir la victoria que se repite a cada semana, que se juegan el físico a cada entrada, a cada tiro, a cada rebote, que tienen las pulsaciones a 150 latidos por minuto y que a ello le suman mantener el control mental a cada acción que hacen, es la grandeza de un deporte tan táctico como el baloncesto.

No vamos a entrar en el tema de si los colegiados hicieron bien rearbitrando el partido cambiando una antideportiva de Pleiss por otra a Doncic, tampoco si es motivo suficiente para técnica que el mismo jugador esloveno se señalara su escudo mirando a Guillem Vives, lo que sí sabemos es que lo de ayer no se puede volver a repetir, no puede haber tal sucesión de técnicas como la de ayer, y si citamos la de Doncic, igual podemos decir de la de Rafa Martínez tras la falta a Felipe Reyes, son ejemplos de buscar el control del partido desde no entender ni el juego, ni a los jugadores, ni a la propia competición.

Ayer Txus Vidorreta y Pablo Laso fueron muy claros en ese aspecto, por parte del entrenador taronja fue claro:

“Estamos en una dinámica que se penaliza tanto, muchas técnicas, muchas antideportivas, creo que se puede controlar mejor de una forma más dialogante, los jugadores hacen gestos que creo que pueden sen prescindibles de pitar faltas técnicas, porque si se hace eso va a haber muchos expulsados, si jugamos una Euroliga tan exigente, hay que tener cierta laxitud.”

De igual forma se expresó Pablo Laso:

“Estamos jugando los mejores jugadores de Europa y estos deben ‘protección’, llámalo respeto o como quieras, entender que los jugadores estén a 18o pulsaciones y los grandes actores son los jugadores. Es más complicado cuando pasas cosas que te descentran, en los grandes partidos de cualquier deporte que terminamos diciendo que es un gran espectáculo, nunca se habla del árbitro.”

Y terminamos con alguien que sabe de esto, Tyrese Rice puso ayer este tuit tras la expulsión de Doncic, más claro, imposible:

TRADUCCIÓN: Wow, para expulsar a un jugador, necesita hacer algo absolutamente ridículo. Si no, vamos a dejarle ser emotivo, es algo que está en el juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies