Especiales 

Causeur, la clave exterior

Ya es oficial lo que todo el mundo sabía y es que Fabien Causeur ha fichado por el Real Madrid. El francés, un auténtico all around player, llega al club blanco ya maduro, posiblemente en el mejor momento de su carrera y consciente de donde estará y lo que se le pedirá, es sin dudas el fichaje mediático del equipo de Laso para esta temporada, a expensas de que pueda llegar alguien más, por ejemplo, el ansiado alero alto.

Causeur toca techo en su carrera con su fichaje por el Madrid. Llega curtido y  con mucho baloncesto en piernas, brazos pero sobretodo cabeza, eso en parte le ha llevado a la casa blanca, esa madurez mostrada en el último año que jugó en el Brose alemán a las ordenes del genial Trinchieri.

Como digo, a sus 30 años pasa por el que es el mejor momento en su carrera, ya no tan alocado, sin querer ganar los partidos él sólo, Causeur ha entendido que el baloncesto es cosa de equipo y que él, aunque importante, es sólo un engranaje más de la maquinaria que conforma el grupo. El escolta francés ha dotado a su juego de la pausa suficiente para poder elegir bien en la mayoría de las situaciones que debe afrontar, eso le convierte en un jugador aún más peligroso porque ahora y en ataque es una verdadera triple amenaza, porque al desborde con bote y a su tiro más que fiable, une la capacidad para generar desde el pase.

La historia de Causeur y el Madrid parecía una de esas historias paralelas que por muchos amagos nunca se  terminaban por cruzar, de hecho, el jugador galo ha estado hasta en dos ocasiones en los últimos años a punto de vestir de blanco madridista, primero tras la operación de espalda de Rudy y luego como sustituto de un no tan atinado Jeff Taylor el verano pasado, por unas causas u otras nunca acabó de concretarse y Causeur, jugador con todas las posibilidades para integrarse y rendir en los sistemas de Laso no llegó entonces y sí ahora, cuando parecía que el puesto a cubrir debía ser para un jugador de otro perfil, más alto y atlético, más fuerte, más “Hanga”.

Foto: Euroleague.net

Pero, ¿que puede aportarle Causeur al Madrid de Laso?:

De entrada, Fabien Causeur es más fuerte de lo que indica su físico, sus  195 metros van acompañados de 92 kilos y una masa muscular considerable, eso le ayuda en su mayor virtud ofensiva, la de atacar el aro mediante bote buscando el contacto con los rivales, y es que el internacional galo es un experto en cargar de faltas a la defensa rival y que compagina con un elevado acierto desde los libres, situación ésta que sirve de ayuda cuando los rivales defienden bien el perímetro o el equipo no está acertado en los lanzamientos lejanos, algo que Pablo Laso echó de menos en el tramo final de la temporada pasada ante la irregularidad de jugadores como Rudy y Maciulis, los abrelatas en esas lides.

Causeur también representa un peligro en situaciones de tiros abiertos, donde saca a pasear su zurda con bastante acierto. Mejor lanzando a pies clavados que tras bote en los lanzamientos lejanos, cosa que cambia cuando el tiro se efectúa dentro de los límites de la línea de tres puntos, donde saca verdadero rédito en dos situaciones que domina a la perfección, la parada y tiro y el step-back. Siguiendo con las opciones ofensivas, la pausa que le da al juego, algo que hemos comentado en el inicio de este artículo, le permite levantar la cabeza durante sus incursiones hacia el aro para asistir al compañero mejor situado. En definitiva, en situaciones de ataque es un jugador inteligente que sabe moverse para sí mismo o para facilitarle los puntos a otro compañero, un jugador con multitud de recursos ofensivos y mentalidad necesaria para saber elegir el más idóneo según el momento.

El problema de Causeur, como el de casi todos los jugadores con mentalidad ofensiva radica en la defensa. De entrada sus números son engañosos porque pese a no ser un talento defensivo en lo que se refiere a la defensa directa sobre un rival, sí que es útil en situaciones de rebote defensivo o de ayudas, aunque en el Madrid, con el sistema de cambios constantes grande-pequeño (miss match) la parte en la que destaca trabajando flash defensivo no será a priori, relevante.

Sin duda, el galo es un jugador muy útil que ya conoce el juego dinámico y abierto que plantea Laso para su Madrid, no en vano llega desde el Brose Basket del anteriormente citado Trinchieri, entrenador que que ve el baloncesto de manera parecida al vitoriano, lo que facilita la adaptación del francés a la manera de jugar madridista.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas