Claves para entender el enfado del Real Madrid con la ACB

La polémica de la final de la Copa de Rey sigue en su máximo esplendor. Lo que para muchos iba a ser una simple queja sobre el arbitraje se ha convertido en todo un órdago. El Real Madrid quiere una rectificación seria y, al no producirse esta, está convencido de llegar lo más lejos posible.

Sin embargo, dentro del aficionado del baloncesto hay una cierta división sobre si el enfado del Real Madrid es justo, exagerado o incluso coherente. Para tener clara la posición, se debe conocer el conflicto partiendo de cuatro claves. Y, además, no se puede comparar ni con casos de partidos de liga regular ni de Euroliga.

Mal uso del instant replay

Es la principal razón por la que el Real Madrid ha estallado ante los árbitros. En el club merengue se entiende que puede haber cualquier error humano, pero no si este parece estar premeditado. Es decir, en el conjunto blanco no se habla ni de la invasión de campo de Pesic ni de la falta sobre Singleton. Ninguna de ellas fue rearbitrada con el instant replay. Pero sí de la última jugada. Los colegiados, tal y como se les ha podido escuchar, no revisaron todas las cámaras necesarias y no supieron sacarle todo el rendimiento posible a la tecnología. En una acción que decide un partido, una final y un título, lo más razonable hubiera sido estudiar la jugada con más detenimiento.

Falta de explicación sobre lo sucedido

En los comunicados publicados tanto por la ACB como por la Asociación de Árbitros no se cita a ningún equipo ni ninguna jugada concreta. Esa falta de claridad es la que no ha cumplido la expectativa blanca, que desde un primer momento pidió una rectificación sobre la jugada que decide la final. Siempre se habla de errores humanos y de mejorar el uso de la tecnología, pero en ningún momento se refieren a la acción en cuestión de manera tajante.

El fantasma de Gran Canaria

La temporada pasada la final de la Copa del Rey la acabó decidiendo el trío arbitral. Por aquel entonces fue Peruga quien no vio una clara falta sobre Taylor que podría haber supuesto el triunfo del Real Madrid ante el Barcelona. No se podía rearbitrar la acción y no se hizo. Por ello, en la entidad merengue simplemente se molestaron por la decisión de los colegiados, peor no dieron el paso al frente de esta temporada dado que no tenían la opción de ayudarse de la tecnología. Sin embargo, verse sin una Copa por esa decisión arbitral no es fácil de olvidar.

La independencia del Real Madrid

El club merengue no necesita a la ACB para sobrevivir en el mundo del baloncesto. Ni por temas económicos ni por temas deportivos. La competición nacional aporta algo más de medio millón de euros a las arcas merengues, mientras que la Euroliga supera los cuatro millones. Además, el Real Madrid podría centrarse únicamente en la Euroliga una vez recibiera el visto bueno de la organización para no competir en una liga nacional. Por si fuera poco, en la entidad blanca se estudia y valora cualquier escenario de futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies