Cuando Ayón vuelva a Madrid jugando con Zenit, una historia con intento NBA fallido

Ha sido la sorpresa de la jornada, la llegada de Gustavo Ayón al Zenit nos ha pillado a todos en fuera de juego y algunos han aprovechado para recriminar al mexicano su salida del Real Madrid, pero ¿No estaríamos siendo injustos con el pívot?

Pongámonos en situación, Juan Carlos Sánchez soltó la bomba en tiempo y forma correcto, Gustavo Ayón no continuaría en el Real Madrid por motivos personales, detrás de todo ello había una idea clara, el jugador quería estar lo más cerca posible de su primer hijo que vive en México y que, como él mismo expuso “tengo un hijo de siete años que me pide que lo vea los fines de semana y no es lo mismo traerlo en un vuelo de doce horas que si estoy en EE.UU. a una distancia de solo dos o cuatro como mucho”.

El Madrid, que había puesto una oferta de renovación a Ayón, lo entiende y da por cerrada su etapa en el Real Madrid, a partir de ahí se ponen a buscar un jugador para sustituirle que finalmente recayó en la figura de Jordan Mickey, con lo cual el comportamiento del club blanco ha sido exquisito.

Por su parte Ayón inicia la búsqueda de equipo en la NBA, aunque él mismo sabe las dificultades, “quiero ir a la NBA, es un deseo personal, hay algunas opciones pero no sabemos las condiciones, la liga americana es así, no hay certeza”.

Esa certeza casi le lleva a compartir equipo con Luka Doncic en Mavericks y bien cerca que estuvo, sin embargo, el conjunto tejano prefirió tirar de un pívot con más bagaje NBA en esta última etapa con Marjanovic y se cierra la principal puerta que tenía Gustavo para cumplir los requisitos queridos, NBA y encima, cerca de México.

A partir de aquí, las ofertas no convencen a Ayón y sabe que al Madrid no tiene la posibilidad de volver, algo que ya sabía cuándo dijo a los blancos que no quería continuar. “No quiero modificar los tiempos del club, que no fiche a otro jugador por esperarme”, dijo en su día.

Finalmente, tras cerrarse la puerta de la NBA, solo quedan dos opciones, ir a China o volver a Euroliga, con una oferta encima de la mesa de un recién llegado a Euroliga, el Zenit entrenado por Joan Plaza y que confía en el jugador para ser un pilar importante pero, eso sí, solo por una temporada, en la que cumpliría 35 años y, tras finalizar, volver a buscarse una nueva puerta en el futuro.

Todo este cúmulo ha llevado a que Ayón volverá a visitar el WiZink Center en la próxima Euroliga, alguien que ha sido completamente respetuoso con el Real Madrid, que tomó una decisión cuando acabó su contrato y que, aunque no le hayan salido las cosas como quería, se merece que, cuando pise nuevamente el Palacio, se lleve una de las mayores ovaciones que pueda darle el respetable que acuda a ese Real Madrid – Zenit, se lo tendrá más que merecido por lo que dio a los blancos con una profesionalidad exquisita.

2 Comentarios en “Cuando Ayón vuelva a Madrid jugando con Zenit, una historia con intento NBA fallido

  1. Pues siento discrepar contigo: yo no le aplaudiré cuando vuelva al Palacio.
    La razón (quiero estar junto a mi hijo) para no renovar contrato es totalmente loable, irreprochable y entendible.
    Pero si no encuentras una oferta de la NBA y tu razón prioritaria es estar cerca de tu hijo puedes jugar en la liga mexicana o en la G-League o incluso te retiras.
    Ayón no solo no busca esa alternativa a la NBA sino que además se va a una ciudad que está a más de tres horas de vuelo de Madrid.
    Lo siento pero me siento engañado por Ayón.
    Le agradezco toda su importante labor hecha aquí pero no le aplaudiré.

    1. Pues yo si le aplaudire. Si las ofertas que tiene no son de la g-league o México tendrá que jugar donde tenga opciones no? Y retirarse? Tendrá que trabajar, no? En el Madrid lo dio todo, y se fue por unos motivos que de no ser por su hijo se hubiera quedado. En fin. Un aplauso se merece y con creces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *