Cuando Laso encontró a sus pívots

Tras varios años en los que los pívots del Madrid no tenían demasiada influencia en el juego, durante los últimos meses los ‘grandes’ también ganan partidos.

Desde la llegada de Pablo Laso al banquillo del Real Madrid se produjo un cambio en el estilo de juego del equipo que fue provocando que la verticalidad y el tiro exterior fueran las armas fundamentales sobre las que se sostenía el equipo blanco. Es más, el entrenador vitoriano ha sido criticado en numerosas ocasiones por el poco protagonismo que tenían sus pívots en el juego de ataque.

Lo cierto es que han pasado por la zona del Madrid jugadores, jóvenes, con experiencia, más rápidos, más lentos, especialistas defensivos, hábiles al poste bajo, etc., muchos jugadores con distintas cualidades pero, realmente, muy pocos han sido una referencia ofensiva en el equipo de Laso.

Pívots del Real Madrid en la era Laso:
  • 11/12: Reyes, Mirotic, Begic, Tomic, Velickovic.
  • 12/13: Reyes, Mirotic, Begic, Slaughter, Hernangómez, Hettsheimeir.
  • 13/14: Reyes, Mirotic, Slaughter, Bourousis, Mejri.
  • 14/15: Reyes, Slaughter, Bourousis, Mejri, Ayón, Nocioni.
  • 15/16: Reyes, Ayón, Nocioni, Thompkins, Hernangómez, Lima, Ndour.
  • 16/17: Reyes, Ayón, Nocioni, Thompkins, Randolph, Hunter.
  • 17/18: Reyes, Ayón, Thompkins, Randolph , Tavares, Kuzmic.
  • 18/19: Reyes, Ayón, Thompkins, Randolph, Tavares, Kuzmic, Deck.

 

Seguramente, los buenos resultados que ha ido teniendo el club blanco en las últimas campañas han venido acompañados de ese cambio de juego haciendo un baloncesto más alegre y rápido, al igual que ha ocurrido en la NBA. Esto se ve reflejado en el resto de equipos de España y Europa, ya que muchos de ellos también están haciendo uso de sistemas en los que raramente agotan la posesión y el tiro de 3 es lo más recurrente.

Pero ha llegado el momento en el que el Madrid de Laso parece estar dando un pequeño giro más a la tuerca gracias a los hombres altos que han llegado en los últimos años. El técnico ha encontrado a los pívots que le vienen bien al juego del equipo y se demuestra al observar que, por primer año desde la llegada del vitoriano, se han mantenido en el equipo los mismos pívots/ala-pívots que en la última temporada, añadiéndose la incorporación del 3-4 Gabriel Deck.

Solo se mantiene Felipe Reyes desde 2011 porque Felipe es Felipe, sin más. Para jugar de 5 llegó Ayón, un pívot capaz de rebotear y jugar al poste pero destacado por su capacidad de pase y sobre todo la facultad para defender muy lejos de su canasta, forzando 2 vs 1 con la posterior recuperación de la posición rápidamente. Kuzmic y Tavares son los ‘techos’ del equipo. Al serbio todavía le hemos visto poco debido a su lesión, pero el caboverdiano ha demostrado ser una referencia en Europa, cumple en ataque y siembra el pánico en defensa a tapón limpio. La mezcla perfecta de pívots.

En cuanto a la posición de 4, más allá de la incorporación de Deck, a quien apenas hemos visto demostrar un 20% de lo que puede llegar a ser dentro de unos años, llegaron Thompkins y Randolph. Ambos altos, ágiles, con buen bote, efectivos en el triple y media distancia, hábiles al poste bajo y duros en el rebote. Trey más suave y coral, Anthony más agresivo y vertical. La mezcla perfecta de ala-pívots.

Los hombres altos del Madrid ahora defienden y atacan, ganan partidos y campeonatos, son fundamentales en el esquema del equipo. Laso ha encontrado a sus pívots y no dudará en usarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *