Esos diez años que el Real Madrid ganó la ULEB

Como quién no quiere la cosa y tal día como hoy de hace diez años, el Real Madrid conquistó la copa ULEB, fue un diez de abril de 2007 en el pabellón Spiroudome de Charleroi ante 6.500 espectadores, una cifra muy pobre ante lo que actualmente lleva el equipo blanco a cada cancha que visita, pero que, en aquella ocasión, se podía considerar un logro.

Era el primer año de Joan Plaza en el Real Madrid, la salida de Boza Maljkovic y las calabazas dadas por otros técnicos de más renombre, puso en bandeja la opción del otrora ayudante del entrenador serbio en una época que los recortes presupuestarios y la falta de ilusión era manifiesta en el seno blanco, eran aquellos famosos tiempos donde más se especulaba con el cierre de la sección viendo su escaso interés mediático y los gastos que conllevaba la misma.

El coach catalán trajo un nuevo aire al equipo blanco, formó un equipo por encima de los nombres y se metió en la final de la Copa del Rey, ganó una liga ACB en cancha del FC. Barcelona pero antes de eso, dio el primer paso triunfando en esta segunda competición europea, modelo de la actual Eurocup y que traía bajo el brazo la clasificación para Euroliga, una competición en la que jamás debe faltar el Real Madrid, en aquella época con ocho títulos en su palmarés.

La final fue contra Lietuvos Rytas al que se venció por 87-75 y en la plantilla del Real Madrid solo queda uno vistiendo la misma camiseta, Felipe Reyes es el único superviviente de un club que tardó un mes más, precisamente, el 10 de mayo de 2007, en fichar a Sergio Llull y que por esos 30 días de margen, se quedó sin añadir un título a su palmarés.

De aquellos que jugaron, todavía tenemos algunos en ACB, como Alex Mumbrú y Axel Hervelle con Bilbao Basket o Blagota Sekulic en Montakit Fuenlabrada, a ellos se sumaban gente como Raül López, Louis Bullock, la “araña” Charles Smith, a la postre MVP de la final, el turco Kerem Tunceri o el croata Marko Tomas.

Tras la ULEB y la ACB de ese temporada 2006/07, el Real Madrid no saboreó ni un título más hasta la llegada de Pablo Laso, pero eso ya es otra historia.