El destino de Doncic, a suertes: así funciona la lotería del Draft

Tras finalizar la temporada regular, ya se conocen a los catorce equipos que lucharán en la lotería por obtener el primer puesto y, quién sabe, si elegir a Luka Doncic como número 1 de un Draft muy prometedor.

El destino de Luka Doncic ya es tan solo cuestión del azar. Si bien partimos de la base, aún no confirmada, de que el esloveno se va a presentar, será la lotería del Draft la que decida si su futuro pasa por un equipo con aspiraciones, una franquicia en aras de crecimiento o cae en la desidia de un ‘roster’ apalancado y sin expectativas de rendir a un nivel aceptable la próxima campaña.

A lo largo de los últimos meses, varios equipos apenas han mostrado interés por lograr victorias, buscando tener más posibilidades de ser los primeros en elegir en el próximo Draft. Pero, ni mucho menos, ser el peor balance de la NBA no te garantiza elegir en primera posición, por lo que debemos definir primero cuál es el mecanismo de la lotería del Draft:

  • Partimos de la conocida base de que solo los 14 peores equipos de la NBA (es decir, los que no se han clasificado para ‘Playoffs’) optan a la lotería: a elegir en la primera posición del Draft.
  • Los equipos reciben una serie de combinaciones numéricas de cuatro números del 1 al 14 sin poder repetirse un número en dicha combinación (2-4-9-12 por ejemplo). En total hay 1001 posibilidades y cada equipo obtiene una determinada cantidad de posibilidades en función de su clasificación final en la temporada. En este caso, Phoenix Suns, como colista, tendrá 250 bolas en el bombo; Memphis, como segundo peor balance, 199; y Denver, como mejor equipo no clasificado para ‘Playoffs’, tan solo tendrá cinco bolas.

  • Se sortearán tan solo las tres primeras plazas, lo cual, si el destino y el azar son crueles con los Suns, en Arizona tendrán totalmente asegurada la cuarta elección, en el peor de los casos. También, si Phoenix acaba eligiendo en la primera plaza, pero Memphis (segundo peor balance) no entra en el top 3, los de Tennessee se quedarían con el cuarto puesto, y así también para Mavs o Hawks (según quién gane el sorteo por el 3° peor balance). Denver Nuggets, por esta regla de tres, solo tendría cuatro posibilidades: ser primero, ser segundo, ser tercero o ser decimocuarto.
  • Se extraerá de un bombo de 14 bolas un número y éste será el primero de la combinación. Una vez extraído, se repetirá el proceso y así hasta tener las cuatro cifras. En ese momento, se conocerá el que elegirá en la primera posición. Entonces, se respetará exactamente el mismo procedimiento para la segunda y, por consiguiente, para la tercera. Si Phoenix obtiene el primer puesto y a la hora de repetir el proceso sale una combinación numérica también propiedad de los Suns, se volverá a sortear.
  • En caso de que haya un empate entre varios equipos, se compartirán el número de bolas asignadas. De hecho es una circunstancia real esta temporada, tanto para Dallas y Atlanta como para Chicago y Sacramento. Al tener exactamente el mismo balance, se suman las bolas correspondientes al tercer y cuarto peor balance en caso de los Mavs y los Hawks, y sexto y séptimo, en caso de Bulls y Kings. En definitiva, no hay criterio de desempate y, por tanto, Dallas y Atlanta contarán con 137 combinaciones cada uno y Chicago y Sacramento, con 53.
  • Si hay empate y ninguno de los equipos igualados obtiene uno de los tres primeros puestos del Draft, al no existir sorteo más allá del Top 3, el orden de elección será elegido a través de puro azar. Esto aplica este año solo a esos 2 y 2 equipos anteriores y si se da este caso.
  • No hay ningún tipo de diferenciación entre conferencias, es decir, si el último clasificado del Oeste tuviera más victorias que el undécimo del Este, no tendría más posibilidades de llevarse el número 1 que éste, ya que depende única y exclusivamente del balance de victorias y derrotas.

Aunque parezca complicado, lo cierto es que la base central de la idea es que el peor equipo tiene el 25% de posibilidades de elegir el número 1; el segundo peor, el 19.9%, y así en orden descendente hasta el 0.5% de Denver Nuggets. Sin embargo, varios equipos clasificados para los ‘Playoffs’ podrían verse agraciados con una posición de esta lotería, por traspasos llevados a cabo en los últimos años.

Es el caso de Cleveland que, pase lo que pase, tendrá la elección de Brooklyn Nets; Philadelphia, que obtendrá la elección de Lakers si no cae entre el número 2 y el número 5; o Boston, que cuenta con la ronda de los Lakers en caso contrario a lo expuesto con Philadelphia. Por su parte, los Clippers podrían tener dos elecciones en las 14 primeras posiciones si Detroit no se ve favorecido por el sorteo y no obtiene una de las tres deseadas plazas.

El 15 de mayo en Chicago se resolverán todas las dudas numéricas y se conocerán los equipos llamados a incorporar a sus plantillas a los nuevos elegidos. El que elige antes es el juez que decide qué jugador es número 1 o si es un pick más alto o mas bajo. Luka Doncic, dadas las necesidades de Suns y Grizzlies, está más pendiente que nunca del azar, pues Hawks y Mavs (muy interesados en él) se deciden su orden a suertes, además de la propia fortuna que hace la lotería anteriormente expuesta.  Hasta saber qué pasa, a disfrutar de los ‘Playoffs’ y el final de la ACB y Euroliga para Luka.

Foto: @Virginia_PC