Un ejemplo de liderazgo con Luis Scola y su compromiso con Argentina

Cuando un jugador de selección se lesiona, lo más normal es que coja sus bártulos y se marche camino de su casa dónde pueda efectuar la recuperación o se trate cómo estime, sin embargo, hay una excepción que confirma la regla, Luis Scola.

Se estaba jugando el intenso partido entre Argentina y Canadá cuando en el primer minuto y medio del tercer cuarto se produjo la mala noticia, un posible desgarro interno del gemelo derecho de Luis Scola, con la paradoja de haber sufrido misma lesión hace una semana, pero en la lado izquierdo, al finalizar el partido dijo esto:

«Estoy molesto porque me había preparado mucho para este torneo y porque había trabajado para recuperar el gemelo izquierdo en 6 días. No es una lesión preocupante la de ahora, pero el tema es que me elimina del torneo».

 

«Me voy a tratar como si jugara, igual que otras lesiones, pero me voy a quedar con el equipo, a lo mejor tengo que ir algún día a Buenos Aires a la cámara hiperbárica, pero voy a estar con el equipo el mayor tiempo que pueda. El equipo está bien, yo sigo acá, todo lo que vaya por fuera de la cancha, por hablar, todo eso va a seguir estando porque no me voy y aportaré desde un costado«.

Sin duda, ejemplo de profesionalidad absoluta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies