El arduo camino de la cantera hasta el primer equipo, por Pablo Laso

Ayer se vivió en el WiZink Center la duodécima aparición de un canterano en la época de Pablo Laso, podrían pensar que son muchos pero la realidad es que muchos se quedan en el camino.

Dos canteranos consiguiendo una canasta en el Real Madrid, hace unos cuantos años parecía prácticamente imposible esa imagen como la que nos ofrecieron ayer Santiago Yusta y Usman Garuba, dos canteranos de diferentes años en que uno ha vuelto tras su paso por Obradoiro y otro que busca hacerse un hueco en el futuro.
Garuba se unió a Dani Díez, Alberto Martín, Willy Hernángomez, Jonathan Barreiro, Luka Doncic, Santiago Yusta, Dino Radoncic, Samba Ndiaye, De la Rua, Melwin Pantzar y Mario Nakic, algunos de ellos siguen en la cantera, otros en ACB e inclusive la NBA.
El propio Laso habló así del debut de Garuba:



Sin embargo, ese camino que te lleva a jugar en el Real Madrid no es fácil:

“Los jugadores que debutan en el primer equipo se lo ganan, lo hacen con su trabajo diario en la cantera. Para que jugadores puedan llegar al primer equipo hay un filtro muy exigente, algo que bien sabe Alberto Angulo y sus entrenadores, no han caído aquí por casualidad, han trabajado y trabajan mucho.”

“Garuba es el más conocido por sus números muy espectaculares, pero tenemos otros jugadores que trabajan desde muy jóvenes para llegar al Real Madrid. Es imposible que lleguen todos, eso es algo que tenemos claro, pero sí creemos que la cantera nos debe dar la seguridad de que hay jugadores por detrás que van pidiendo su sitio, buscando su espacio, como Radoncic, Yusta…, hemos tenido muchos ejemplos de jugadores que se han ganado el derecho a jugar en el Madrid desde la cantera.”

Y cuando llega un jugador tan joven a un vestuario con jugadores consagrados, ¿Cómo es el recibimiento?

“Dentro del vestuario, los jugadores hacen muy buen trabajo en acogerle, todos los que han pasado por el primer equipo son bien recibidos y bien tratados, tanto en el día a día como cuando entrenan. Eso lo valoro porque hace fuerte a un club y estoy muy orgulloso de tener jugadores de que lleguen al primer equipo y también de cómo los tratan lo que ya están arriba“.

Finalmente, toda la filosofía de cantera, la define Laso en una frase:

“Para ser un equipo fuerte necesitas ser un club fuerte.”

ANÚNCIATE EN PLANETACB