El Barça cierra la temporada dando la cara hasta el final

Uno muchas veces se sorprende de como un mismo equipo puede mostrar varias caras tan diferentes. La de hoy del Barça que no se ha rendido en ningún momento la debería haber mostrado en otros muchos partidos, pero ha llegado tarde y ha caído derrotado ante Baskonia 82-88 que se ha colado en la gran final ACB tras ocho años de ausencia. Ahora le espera al Real Madrid y al Barça un verano seguramente muy movido.

En el partido que se ha disputado en el Palau, el Barça ha mostrado sus dos caras. En la primera parte se han mostrado muy erráticos, y siendo dominados por un Baskonia que con un gran Shengelia ponía poco a poco tierra de por medio y se distanciaba 10 puntos arriba al llegar al descanso. La defensa que planteaban los jugadores de Pedro Martínez ahogaba el ataque culé mientras que los vitorianos en ataque anotaban bien desde la larga distancia con hasta nueve triples en la primera mitad.

La distancia se mantuvo durante toda la primera mitad y cada vez que el Barça se acercaba, Baskonia de nuevo anotaba fácil y ampliaba de nuevo la distancia. Para cerrar el cuarto y dejar muy tocado a los de Pesic, un triple de Beaubois ponía el 34-44 y un pie dentro de la final ACB.



La corta rotación del Barça se notó en este partido pero el orgullo de los blaugrana hizo acto de presencia y empezaron poco a recortar distancias. Pero de nuevo Baskonia dio un nuevo acelerón y puso lo tras un nuevo triple de Beaubois la máxima diferencia (+11).

Como ya pasó en el tercer partido, Adam Hanga se echó su equipo a la espalda y con un parcial de 10-0 encendía al Palau y enganchaba a los suyos desde ese momento hasta el final del partido. Fueron los peores minutos de Baskonia, que se mostró nervioso y errático, pero al final se recompuso y de nuevo tomó el mando del encuentro. Otra vez se ponía 6 puntos arriba en varias ocasiones Baskonia y dejaba tocado al Barça pero de nuevo mostraron su mejor versión para luchar por forzar el quinto partido.

Varios fallos por nervios de Baskonia y la pelea del Barça logró empatar a 76 el partido y llevar este cuarto duelo a la prórroga, donde las fuerzas ya no aguantaron al Barça que tuvo varias opciones para despegarse en el marcador, pero no lo hizo y Baskonia cerró el partido y se metió en la final donde aguarda el Real Madrid.

Se cierra la temporada de un errático Barça que tan solo ha logrado la Copa del Rey, que queda tapada por la mala temporada en Euroliga y la eliminación en semifinales de Liga ACB. Ahora mucho trabajo por delante en unos meses de verano que serán muy largos para la sección culé.