El Barça despierta a tiempo para llevarse el triunfo en Burgos

Pocos podían imaginar que el Barça iba a sufrir tanto en Burgos tras las últimas exhibiciones que había dado ante equipos de la talla del Real Madrid o contra Olympiacos, pero San Pablo Burgos puso contra las cuerdas a los de Pesic para acabar cayendo en la prórroga 101-103 en un gran partido por  parte de los de Diego Epifanio.

El partido se inició con el dominio blaugrana que tuvo en Heurtel al mejor director de juego de la temporada con un récord de 13 asistencias y asociándose con su compatriota Moerman que se hizo amo de la pintura. Así pronto el conjunto culé se fue 10 puntos arriba demostrando que está mejorando poco a poco y con la sensación de que podía romper el partido desde los primeros minutos.

Pero siguen los blaugrana teniendo lagunas en ciertas partes del partido y las rotaciones de los locales igualaron el marcador gracias a la intensidad que pusieron en pista hombres como Sebas Saiz o Schreiner.

Se cerró el primer cuarto con un meritorio 15-20 para los blaugrana pero con San Pablo con mejores sensaciones que se refrendaron con un parcial de 7-0 al inicio del segundo periodo que desató la euforia del Coliseum de Burgos al ver a su equipo por delante en el marcador. Se desconectó completamente el Barça del partido mientras que San Pablo Burgos no bajó el ritmo para empezar a poner un marcador sonrojante para los de Pesic.

La ventaja llegó a ser de 15 puntos y se quedó en 11 puntos gracias a que apareció el hombre de los malos momentos blaugrana, Pierre Oriola, que cerró la sangría que estaba viviendo su equipo con 7 puntos y dejando el 50-39 al descanso.

Tras el descanso el Barça apretó más en defensa consciente que era desde ahí donde debía remontar el partido. Poco a poco recortó distancias metiendo el miedo a los locales que se veían con opciones de lograr un triunfo de mérito ante todo un Barça. Los de Pesic tiraron de los centímetros de Tomic que se fue hasta los 21 puntos, para ir recortando distancias, aunque siempre aparecía Javi Vega (18 puntos) para mantener la renta que permitía soñar a Burgos con la victoria.

El marcador siempre mostraba una distancia de 7 – 9 puntos de ventaja para San Pablo y esto obligó a Pesic a parar el partido y devolver al orden a sus jugadores si no querían salir derrotados de Burgos. Puso una presión a toda la cancha que surgió efecto y Heurtel entonces apareció para remontar el partido y llevar el partido a la prórroga (89-89) después que ninguno de los dos equipos anotara en los últimos 40 segundos.

En el tiempo extra el Barça llegó a ponerse 5 puntos arriba pero los de Epifanio no bajaron los brazos y llegaron a empatar a 101 hasta que una canasta de Jackson puso el definitivo 101 a 103 que no pudo igualar Álex López al errar el último tiro del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies