El Barça no desenvuelve el regalo de Unicaja

Una vez más el Barça mostró en un mismo partido sus dos caras para acabar perdiendo en el Palau ante Unicaja (73-76) que dominó el encuentro pero que casi estuvo a punto de pagar cara su relajación teniendo en el último segundo Pressey un triple que hubiera llevado el partido a la prórroga. Al final victoria malagueña que les hace estar cerca de la Copa y deja de nuevo al Barça tocado en una semana clave para los culés.

En este partido se vivieron varios capítulos de lo que viene siendo la temporada del Barça, que cada vez se parece más al del curso pasado a pesar del esfuerzo de Sito Alonso de revertir una situación que parece más mental que de calidad de su plantilla. El inicio de partido fue un cúmulo de fallos de los locales que se obcecaron en el triple y no fue hasta el noveno intento que Koponen anotó desde más allá de la línea de 6,75. Para ese momento Unicaja ya mandaba con un cómodo 4-13.

Poca ventaja para los malagueños que tampoco estaban acertados de cara al aro lo que dejó el primer periodo en un triste 7-14 entre dos equipos de Euroliga que algo más deben demostrar en la cancha. En el segundo cuarto todo fue diferente pero para desastre blaugrana el acierto de Unicaja fue tremendo, llegando a anotar 32 puntos en 10 minutos con Díez u Nedovic abriendo una brecha en el marcador ante la desesperación de los jugadores blaugrana, incapaces de detener el torbellino malagueño que endosó un parcial de 5-15 con constantes pérdidas de balón de los culés.

Llegaba el descanso con un marcador sonrojante para los culés que volvían a los vestuarios 19 puntos abajo y con la sensación que la segunda parte Unicaja podría hacer mucho daño en un partido que estaba dejando de nuevo muy tocado al proyecto de Sito Alonso, no por la derrota en sí, sino por las formas.

Al arrancar el tercer cuarto algo cambió, con Navarro y Hanga anotando desde lejos y Unicaja viendo como el Barça subía mucho el nivel defensivo, algo inexistente en la primera parte. Aun así las prisas no son buenas y Unicaja subo contener los nervios y la presión del Palau para dejar pasar los minutos y poco a poco recuperar la ventaja de 20 puntos a lo largo del tercer cuarto que dejaba casi sentenciado el partido (42-63 min.30)

Ahí fue cuando Unicaja bajó del todo los brazos y el Barça lo aprovechó mostrando de nuevo su mejor versión bajo la dirección de un acertado Pressey, inédito en los últimos partidos, y con la pelea de Pierre Oriola bajo los aros. En 10 minutos Unicaja estuvo a punto de regalar una victoria que había trabajado durante los primeros treinta. El parcial fue favorable al Barça, que con un 31-13 a favor estuvo a punto de remontar esos 21 puntos de desventaja con los que llegó al último cuarto.

Pérdidas constantes de balón de los de Joan Plaza y el buen hacer en ataque de los de Sito Alonso propiciaron que el Barça llegara a tener una posesión a falta de 3 segundos para lograr un triple que llevara al partido a una sorprendente prórroga, pero en ese momento Pressey no logró acertar con su tiro y la victoria se fue para la Costa del Sol, dejando a Unicaja con su clasificación a la Copa encarrilada y al Barça clasificado para dicha competición como cabeza de serie, pero con muchas dudas en una semana de doble duelo de Euroliga donde se juega sus pocas opciones de meterse en el Top-8.

Carlos Suárez con 14 puntos y 8 rebotes fue el mejor de Unicaja, bien secundado por Nedovic, Brooks y Shermadini, todos ellos con doble dígitos en anotación, mientras que por parte blaugrana, Pierre Oriola volvió a demostrar que a lucha pocos jugadores le ganan (17 puntos y 6 rebotes) aunque estuvo muy solo y solo Pressey sorprendió gratamente con sus 13 puntos en poco más de 8 minutos de juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *