El Barça no sabe ganarle a Unicaja

El Barça ha vuelto a caer ante Unicaja de Málaga y ya van cuatro esta temporada. El 80-78 final no tan solo supone que el Barça baje de nuevo a la tercera posición de la clasificación, sino que deja al Barça con la posibilidad de bajar hasta la cuarta plaza que le emparejaría con Unicaja en un hipotético cruce de cuartos.

El conjunto de Pesic no ha mantenido constancia en su juego y tras un buen inicio ha visto como Unicaja le remontaba y se ponía por delante con mucha facilidad y con ventajas superiores a los 10 puntos que le ha costado recuperar pero que al final ha logrado aunque sin el premio de la victoria.

El partido empezó con un 3-11 de parcial con Tomic mostrando su mejor versión tanto como anotador como pasador, repartiendo juego con los exteriores. Koponen de nuevo fue uno de sus mejores socios para anotar y distanciarse del conjunto de la Costa del Sol.

Con la rotación de jugadores de banquillo salió ganando el equipo local que poco a poco se metió en el partido y desactivó a los blaugrana con un rotundo parcial de 17-0 que les dejaba 10 puntos arriba. Así con la aportación de Salin y Suárez, la distancia fue creciendo hasta  el +17 del descanso para Unicaja, con solo 10 puntos en el segundo cuarto para el Barça, merced a las 10 pérdidas de balón de ese periodo.

Tras la reanudación el Barça de nuevo mostró su mejor cara y con un 2-10 de arranque bajó la conocida barrera psicológica de los 10 puntos , controlando el juego gracias al buen hacer de Tomic que contagió a los suyos a una remontada que parecía imposible antes del descanso.




El ataque de Unicaja se atascó y eso permitió que el buen hacer del Barça igualara el partido a 55 antes de empezar el último asalto. A los dos equipos les empezó a costar anotar y solo dos triples de Unicaja les dieron cierta ventaja en el marcador (65-61).

Los duelos de jugadores anotando desde la larga distancia fue lo que sucedió en este tramo del partido, con Claver, Jackson y Nedovic anotando pero siempre con un marcador muy ajustado.

Una canasta de Suárez, el mejor de los locales, dejaba al Barça tres puntos abajo, pero Claver, que parece estar en el mejor momento de la temporada, anotó un triple para empatar el partido a 78 y dejar de nuevo el partido lo más igualado posible.

En la penúltima jugada del encuentro Augustine palmeaba un balón que ponía a los malagueños dos puntos arriba con 12 segundos por jugar. En esa última posesión a Heurtel le tembló un poco el pulso y no lanzó a canasta, dejando el balón en manos de Claver que a pesar de anotar, cometió falta en ataque que a la postres sería la última acción del partido que acabó con un igualado 80-78.

Esta derrota hace perder al Barça la segunda posición a favor de Baskonia y pone en peligro también la situación el equipo de Pesic que se puede encontrar a su bestia negra de esta temporada, Unicaja (0 victorias – 4 derrotas) en un hipotético cruce de cuartos de final.