El Barça se reencuentra con la victoria en Euroliga a la espera del clásico

Anoche el Barça tenía un partido complicado de gestionar ya que no cuenta con opciones de pasar de ronda en esta Euroliga y el domingo llega el Real Madrid al Palau en Liga ACB. Pero los de Pesic con una gran defensa, lograron vencer a Estrella Roja (88-54) para romper una racha de cinco derrotas seguidas en Euroliga.

Este ha sido el primer triunfo de Pesic en Euroliga tras su regreso hace unas semanas al equipo blaugrana gracias sobre todo a la defensa y al buen partido de hombres como Ribas o Ante Tomic. Los visitantes tan solo en el primer cuarto dieron la impresión de querer ganar un partido que les acercara a clasificarse para los cuartos de final y quien sabe si llegar a una Final Four que disputarían como locales.

En el segundo cuarto el Barça rompió el partido con un ataque rápido y una defensa que no dejó respirar a los serbios. La rotación más amplia de Pesic ahogaron a Estrella Roja que se vieron superados en este segundo cuarto encajando un parcial casi definitivo de 28-12.

En este segundo cuarto se produjo la imagen de la jornada, tras una jugada en la que Pau Ribas asistía con un pase por la espalda a Tomic que al machacar hacía estallar el tablero por lo que se tuvo que cambiar la canasta ante las risas de los compañeros del croata y la incredulidad del público.

@FCBbasket

El regreso de los vestuarios no sirvió demasiado a Estrella Roja y el Barça poco a poco seguía ampliando la ventaja dejando el partido listo para sentencia y para pensar ya en el importante duelo del domingo ante el Real Madrid. Los de Dusan Alimpijevic no pudieron recortar distancias y se alejan de la octava plaza y de su sueño de clasificarse.

Con trece puntos de ventaja llegaban los de Pesic al último cuarto con la sensación que Estrella Roja podía meterse de nuevo en el partido pero volvió el mejor Barça de este partido y Ribas y Koponen llevaron al equipo a los 20 puntos de ventaja a falta de 5 minutos finiquitando un partido que debe servir a los culés para coger moral y olvidarse de tanta derrota en Euroliga.

El parcial del último cuarto (26-5) deja claro que el equipo serbio tiró la toalla y el Barça se divirtió a costa de un rival que no demostró la fuerza que se le presume. De este modo lograba el triunfo el Barça que ya piensa en el clásico de mañana ante un Real Madrid que podría sentenciar en caso de victoria la primera posición de la temporada regular de Liga ACB si es que no está ya sentenciada.