El Barça tumba al líder de la Euroliga

El Barça ha logrado un triunfo de prestigio (85-72) ante el hasta ahora líder de la Euroliga, el CSKA que tan solo mediado el segundo cuarto ha demostrado su auténtico potencial, pero que ha visto como la buena dinámica que está llevando el Barça le ha dejado incapaz de vencer en el Palau.

Ya avisábamos en la previa que el partido podía ser una señal de lo que puede ser capaz este Barça que hasta ahora en las fechas clave no estaba dando la talla y que la racha que llevaba podía quedarse en anécdota ante el reto de ganar a uno de los equipos punteros en Euroliga.

Pero este equipo parece otro y aun sin contar con uno de sus hombres más en forma como Seraphin, ha dominado tanto el juego interior como el exterior en el partido y ha dejado la sensación que con esta forma de jugar va a vender cara su eliminación. El objetivo es llegar a meterse entre los ocho primeros algo que aun puede conseguir pero que deberá remar mucho porque la primera vuelta ha sido nefasta.

En el primer cuarto ya ha dominado el Barça que ha impuesto un ritmo alto de juego con un gran acierto y con la vieja guardia en su mejor versión, con Tomic y Navarro entre otros, demostrando que tienen cuerda para este tipo de partidos y en el CSKA tan solo De Colo demostraba la calidad que se le presupone a uno de los favoritos para estar entre los mejores de la competición. De nuevo todos los jugadores que han participado en el partido han aportado y cinco jugadores han llegado a los doble dígitos en anotación, siendo un acertado Koponen el máximo anotador del equipo con 13 puntos.

El único punto negro del Barça esta noche ha sido un tramo del segundo cuarto donde ha desaprovechado 16 puntos de ventaja (44-28) para ver como los rusos dirigidos por Itoudis, han apretado el marcador hasta irse con un ajustado 47-42 que dejaba mal sabor de boca al buen primer tiempo del Barça. La sensación era que el Barça había hecho un partido perfecto y que el CSKA con muy poco en ataque y apretando mucho en defensa era capaz de voltear el marcador.

Tras el descanso el Barça ha igualado la intensidad defensiva del CSKA y eso ha permitido mantener las distancias que ha aumentado Navarro con dos triples seguidos que ha puesto en pie a los seguidores que, hoy si, llenaban prácticamente el Palau en un ambiente digno de las grandes noches.

A partir de ahí, equipo y afición, han remado juntos en los últimos minutos para que el CSKA no tuviera opciones de entrar en el partido y lograr así el segundo triunfo seguido en Euroliga y seguir manteniendo vivo el sueño de remontar y poder entrar entre los ochos primeros, algo que exigirá una segunda vuelta casi perfecta de los de Sito Alonso que parece haber dado con la tecla necesaria para cambiar el rumbo de una nave que parecía que iba a la deriva.

Destacar el buen hacer de Tomic, la dirección de juego y anotación de Heurtel, el acierto exterior de Koponen y el resurgir de un Navarro que parece que el físico le está aguantando y está dejando muestras de la calidad que se presupone y ejerciendo de líder en el despertar de un equipo que está obligado a ofrecer partidos como el de hoy por plantilla y presupuesto.