El coraje de Avenida no puede con el todopoderoso Ekaterimburgo

Superó todo tipo de adversidades el Perfumerías Avenida en la final de la Euroleague Women que terminó conquistando el UMMC Ekaterimburgo por 68-78.

El Perfumerías Avenida cedió ante el UMMC Ekaterimburgo en la final de la Euroliga (68-78) con una gran demostración de coraje y tras haber superado múltiples adversidades durante el partido. El conjunto salmantino, que hasta ahora estaba invicto en la competición con un balance de 0-9, se ha topado con la derrota en la final, después de haberse vaciado en la pista y de llegar con opciones de victoria al último cuarto.

Un gran comienzo del equipo dirigido por Roberto Iñíguez (8-2) dio paso a un primer cuarto que dominó el conjunto charro. Con acierto exterior y con el desparpajo de la máxima anotadora del encuentro, Tiffany Hayes, el cuadro azulón mantuvo la renta (19-7), hasta que el equipo ruso despertó (21-16) con un parcial de 0-9.

A este bache se sumó la lesión de Maite Cazorla, que en apenas un minuto de juego sufrió una caída que le impidió completar el partido y que ajustó la rotación exterior de la plantilla salmantina. Brittney Griner comenzó a hacer daño por dentro (25-27), lo que provocó que la defensa azulona se cerrara y permitiera tiros liberados de los que el rival terminó sacando ventaja (30-39).

El Ekaterimburgo regresó de los vestuarios con la ideas claras y gracias a su talento ofensivo impuso una nueva máxima (38-52). Fue entonces cuando el conjunto charro tiró de resiliencia y por medio de una gran defensa, del acierto exterior y del ritmo de Leo Rodríguez al base, volvió a meterse en partido (50-55).

Una vez más, el Perfumerías Avenida había cuajado un enorme tercer periodo que marcó la tendencia de los primeros minutos del último cuarto. Apareció el acierto de las Samuelson y Emese Hof y Nikolina Milic lo dieron todo tanto en ataque como en defensa. Esto, sumado al gran rendimiento que mantuvo Hayes durante todo el choque, permitió que el cuadro salmantino soñara con el título pues a falta de cinco minutos para el final, la diferencia entre se situaba en los tres tantos (62-67).

No fue suficiente el espectacular esfuerzo defensivo ni el juego colectivo de las azulonas, ya que en los minutos finales Stewart y Messeman labraron otro parcial que devolvió la distancia a los nueve puntos (64-73). No paró de luchar el Perfumerías Avenida e incluso a falta de 15 segundos, con el encuentro ya decidido, a Hayes le sobraron piernas para anotar un último «coast to coast» con el que el choque llegó a su fin (68-78).

Pese a la derrota de las azulonas, este resultado es histórico para el baloncesto español tanto por la presencia de un combinado nacional en la final diez años después, como por la conquista de la sexta Euroliga de Alba Torrens, que se mantiene como la jugadora española con el palmarés internacional más laureado, así como por el tercer título europeo del técnico Miguel Méndez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies