El CSKA no pierde: el pasillo del Efes a Higgins para ganar el partido

El enfado de Ataman tuvo que ser mayúsculo. Pésima defensa del Efes en la última jugada del partido y que terminaría dándole el triunfo a los rusos.

Higgins recibía la bola a menos de cuatro segundos por delante. Un anotador compulsivo como el jugador del CSKA no necesita muchos espacios para hacer daño y encontró demasiados. Tras sacar él mismo de banda y acumular la defensa rival por fuera del perímetro, Higgins aprovechó el pasillo para anotar una bandeja más que cómoda.

Pondría el 78-80 que posteriormente no remediarían los turcos. Si segundos antes conseguían empatar desde el triple, la suerte no estuvo con ellos en la acción definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *