El CSKA pone a prueba la resurrección blaugrana

Noche grande la que se viene en el Palau (04/01 – 21.00h) con un partido entre un Barça que parece haber recuperado la sonrisa y las buenas sensaciones y un CSKA que está entre los mejores de Europa y pondrá a prueba esa reacción que ha tenido el equipo culé en las últimas jornadas.

El partido puede suponer un golpe en la mesa para el Barça que ha encadenado una serie de buenos partidos que le han supuesto victorias y buenas sensaciones a pesar que los rivales no eran ni mucho menos de la calidad del CSKA, líder en solitario de esta Euroliga (12 victorias – 3 derrotas) y que llega dispuesto a seguir sumando triunfos con un equipo muy físico que quiere dejar encarrilada su clasificación entre los cuatro primeros en esta fase regular de Euroliga.

En el Barça con el único punto negro de la situación de Sanders, la moral empieza a subir, siempre con el miedo a que un partido como el de esta jornada en Europa, les devuelva a la realidad de ser un equipo que contra los grandes se desvanece si las cosas no funcionan. Así que el partido de hoy es algo más que una victoria para seguir soñando con meterse entre los ocho primeros. Debe ser el partido de la resurrección total de una plantilla que se confeccionó para ganar a equipos como el CSKA del Chacho.

Hasta ahora solo Madrid, Olympiacos y Fenerbahce han sido capaces de vencer a los de Itoudis cuyo elenco de estrellas ya todos conocemos, guiados por el canario Sergio Rodríguez y el francés Nando de Colo, uno de los deseos blaugrana que nunca ha llegado a vestir la camiseta blaugrana. Por dentro el músculo de Hunter o Hines pondrán a prueba a Tomic y Seraphin entre otros por lo que de nuevo el Barça necesitará la aportación de todos sus jugadores.

Llega este partido en un buen momento para los de Sito, ya que llevan buenas victorias que más que por el resultado destacan por el juego en equipo que están mostrando. En los dos últimos encuentros hasta siete jugadores han acabado con doble dígitos en valoración y eso es una muy buena noticia para el equipo culé que hasta ahora no había tenido la continuidad en el juego de muchos de sus miembros.

En el partido de ida el Barça fue capaz de luchar durante tres periodos aunque no fue capaz de vencer en ni uno de los cuatro periodos y al final el 92-78 del marcador dejó malas sensaciones para un equipo que ya entonces tenía la lacra que no ganar a domicilio en Euroliga desde el mes de febrero. En aquel encuentro la tripleta formada por De Colo – Higgins – Clyburn aportaron 60 puntos por lo que deberán mejorar su defensa como están haciendo en los últimos partidos si quieren tener opciones de victoria.

ANÚNCIATE EN PLANETACB