El difícil camino sin retorno para ACB ante la creciente Euroliga

Las palabras de Josean Querejeta ha vuelto a destapar la caja de los truenos sobre una posible salida de clubes de la competición nacional para disputar únicamente la Euroliga.

Parecía que estaba la cosa tranquila desde los episodios vividos en la anterior Copa del Rey y que no hace falta que recordemos, y resulta que, en pleno descanso veraniego, el mandatario del Baskonia se descuelga con unos comentarios que vuelven a poner el tema de actualidad sobre una hipotética salida de ACB, pero yendo un poco más allá, ¿acaso le falta razón?

La ACB se encuentra en un difícil camino sin retorno y que puede conllevar, de no realizar un profundo cambio en su estructura competitiva, a una paulatina desaparición de interés y, por ende, falta de ingresos (al final todo el mundo se mueve por dinero) y que le llevaría a una muerte lenta y dolorosa, auspiciada por una Euroliga ávida de parecerse cada vez más a una NBA europea y que se siente, a cada día que pasa, más poderosa y con ganas de fagocitar a todo aquel que le haga sombra (ligas nacionales y FIBA).

El presidente Antonio Martín tiene una difícil papeleta encima de la mesa ante muchos aficionados que no entienden cómo se puede mantener, por ejemplo, un derecho de tanteo que hace que jugadores que puedan disputar competición en España, opten por irse a jugar al extranjero (De Colo)  o tengan que mantenerse en su antiguo club (Brizuela); que no se encuentren fórmulas competitivas para dar interés a la fase regular y que solo se consiga que la gente ponga atención cuando lleguen los playoffs; que haya esa especie de oscurantismo en no dar publicidad a los errores arbitrales; y por poner un último ejemplo, ese límite de extracomunitarios que obliga a hacer convocatorias semana sí y semana también  con el cuidado de no superar el máximo permitido.

Pero hay algo más que ya no está en manos de ACB, no hay ningún club del mundo que sea capaz de tener una plantilla, por muy larga que sea, que aguante un ritmo de más de 100 partidos de competición porque eso nos lleva a situaciones plagadas de lesiones, de sobrecargas, de pérdida de calidad, de tener que hacer descansar a jugadores por los que pagas una pasta y encima privas a tu público o al visitante, de verlos en la cancha, y por el que abonas religiosamente tu abono o entrada.

Por eso mismo, más de un club, aparte del Real Madrid, se está planteando seriamente abandonar la ACB, para ello luchan contra algo muy poderoso como es la «titulitis», ¿Se puede imaginar temporadas en blanco de clubes como FC. Barcelona o el propio Madrid al no disputar competiciones en la que son claramente favoritos como son Supercopa, Copa del Rey o ACB?

Para ello hace falta un cambio de mentalidad a nivel aficionado basado en  «disfrutar del camino» y no pensar únicamente en el resultado final (algo a lo que se apuntan muchos, lo sabemos), saber que empiezas un año en que solo hay una competición, un único campeón de toda Europa y que todos a los que te enfrentas son de altísimo nivel (una NBA a lo sumo), así que esa es la gran pregunta que merodea las mentes de aquellos que prefieren jugar solo Euroliga y que tienen que dar ese paso final, «¿Está mi afición preparada para eso?» La respuesta no la saben ni ellos ni nosotros.

2 Comentarios en “El difícil camino sin retorno para ACB ante la creciente Euroliga

  1. Ahora mismo digo que NO prefiero potenciar la acb y no sobrecarcar con tantos partidos la competiciones europeas SI a la acb

  2. Pues que la Euroliga haga una copa de Europa al estilo de la copa del rey. Así, ya hay dos títulos en juego.
    Y más cosas que se pueden hacer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *