El Divina Seguros Joventut debe remontar en Finlandia para seguir vivo en Europa

El Divina Seguros Joventut ha perdido en el partido de ida de esta segunda eliminatoria de la Champions League de la FIBA contra un sorprendente Kataja finlandés por 75-79, lo que complica el futuro de los verdinegros en competición europea que deberán remontar en Finlandia.

El guión del partido fue muy diferente en su inicio con su final, ya que la Penya tuvo hasta 15 puntos de ventaja que al final dejó escapar ante un equipo finlandés que se mostró muy trabajado y muy serio en todo momento, algo que le permitió llevarse un triunfo muy importante.

El Joventut se basó en el buen hacer de Jerome Jordan dentro de la pintura, muy superior a los pivots del Kataja, y que anotó los primeros 8 puntos de la Penya. Los finlandeses se basaron en el buen hacer de Pitts y Bejerano pero la segunda unidad de los de Badalona metió una marcha más y de nuevo se despegaron en el marcador (24-15).

En el segundo periodo emergió el talento del joven Dimitrijevic dirigiendo con maestría a los suyos para lograr la máxima diferencia del partido para los locales. El base macedonio que tiene este año un escaparate enorme al disputar esta Liga ACB dirigía a los suyos con maestría y tanto en ataque como en defensa parecía que el Joventut superaba a los finlandeses en una muy buena primera parte.

Tras un tiempo muerto el Kataja emergió como un equipo diferente y el Joventut parecía tener encima una presión muy elevada por la juventud de sus jugadores y que a los finlandeses empezaron a salirle las cosas mejor. A base de triples, Murphy y Seppala, empezaron a recortar distancias hasta dejar el marcador con un igualado 36-34 al descanso.

Al iniciarse el tercer periodo el conjunto finlandés se puso por delante y ahí entraron las dudas a los locales. Aparecieron entonces Birgander en la pintura y Dimitrijevic dirigiendo a los suyos para volver a dar el mando del partido al Joventut pero una falta de Mavra sobre Pritts casi finalizando el tercer periodo le daba al visitante tres tiros que dejaban el luminoso en un 59-55 que dejaba la eliminatoria y el partido abierto a falta de 10 minutos.

Los nervios hicieron acto de presencia en el último cuarto en ambos equipos y ahí la juventud de la Penya fue un handicap que supo aprovechar el Kataja para llevarse al final una ventaja de 4 puntos al partido de vuelta que puede ser definitivo para el partido del próximo martes.