El gran discurso contra el racismo de la dueña de los Jazz tras el incidente con Westbrook

Aunque estemos en 2019, siguen sucediendo sucesos que parecen que retrocedamos más de 200 años en el tiempo, afortunadamente, la respuesta de la sociedad es otra.

El propio Westbrook fue objeto de una agresión racista y ante la que no pudo mantenerse en silencio, con el respaldo inclusive del propio LeBron James como no podía ser de otra manera.

El “espectador” ha sido expulsado de por vida para presenciar los partidos de los Jazz y no podemos por menos que aplaudir el discurso de Gail Miller, dueña de los Jazz, ante su público:

“Estoy muy decepcionada con que uno de nuestros aficionados se haya comportado de tal manera que no solo ha ofendido a uno de nuestros invitados . También me ha ofendido a mí personalmente, a mi familia, a nuestra organización, a la comunidad, a los jugadores y a vosotros, los mejores aficionados de la NBA. Esto no debería pasar. No somos una comunidad racista. Creemos en la cortesía y el respeto. De vez en cuando algún aficionado a modo individual se comporta de manera incorrecta olvidando modales y faltando el respeto a jugadores de otros equipos. Cuando eso ocurra quiero que os levantáis y gritéis ‘para’. Tenemos un código de conducta”.

“Los otros equipos no son nuestros enemigos. Son nuestros rivales y la competición es buena. Permite a los jugadores mostrar sus talentos y permite a los aficionados animar, apreciar y disfrutar de los que comparten sus talentos con nosotros”.

Como no podía ser de otra manera, todo el pabellón aplaudió a rabiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *