El lapsus de Felipe Reyes antes del final del primer cuarto

El capitán del Real Madrid recogió un rebote, como suele ser habitual, pero falló en la definición. Pensando que quedaban menos segundos, Reyes lanzó desde su canasta una auténtica roca que incluso estuvo cerca de entrar.

Con apenas 15 segundos para el final del primer cuarto atacaba la Penya. El lanzamiento de los catalanes no llegó a buen puerto y Felipe Reyes ganó sin oposición el rebote. Sin embargo, no miró el reloj de partido y, creyendo que el cuarto estaba a punto de terminar, optó por lanzar desde su propia canasta.

 

El tiro, como era de esperar, no hizo más que rebotar en el tablero ante la estupefacción de rivales, compañeros y aficionados. Nadie entendía que había hecho. Reyes se dio cuenta y después lo comentaría hasta con Facundo Campazzo. Un error poco habitual en uno de los hombres más fiables de la ACB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *