El milagro empieza ganando al Khimki de Bartzokas

En el último partido de la primera vuelta al Barça se le presenta la que puede ser la última y remota opción de intentar lavar su imagen en Euroliga y agotar las pocas posibilidades que tiene de entrar entre los ocho primeros. Su rival será el Khimki (29/12 – 18h) que posee esa octava plaza bajo las órdenes de Bartzokas que no salió de la mejor manera posible de Barcelona.

Hace dos años el técnico griego, dirigiendo al Lokomotiv Kuban, puso el punto final a la participación del Barça en la Euroliga a las puertas de la Final Four. El año siguiente el técnico no fue capaz de meter en la ronda de cuartos al Barça por lo que rápidamente fue reemplazado por Sito. Y esta temporada si su equipo vence a los culés, le pondrá prácticamente la puntilla a un equipo que en Europa no demuestra el potencial que se le presupone.

Las visitas a Rusia siempre son complicadas y el Khimki está demostrando que tiene plantilla para vencer a cualquiera donde ha logrado seis de sus ocho triunfos y fuera fue capaz de sorprender a un Real Madrid que no supo como parar el juego veloz y anárquico de jugadores como Shved o Anderson.

Clave será la defensa en este partido de los exteriores sobre el talentoso jugador ruso, que muchos no ven como una estrella en Europa pero que luego tiene unos números sorprendentes. Es una máquina de anotar y en eso se apoya el Khimki. Y este Barça si algo echa en falta es la defensa en los últimos partidos, por lo que si quiere tener alguna opción ante los rusos es fajándose en defensa.

Posiblemente el parón le haya venido bien para hablar las cosas y buscar soluciones a una racha de seis derrotas seguidas, algo que ha dejado muy tocada a la sección y su entrenador, ya que estos malos resultados no se daban desde hace más de 50 años. Ni tiene mala plantilla, no tiene mal entrenador el Barça, pero de momento le está costando encontrar una regularidad y ser competitivo en situaciones adversas.

Ya se vio en el pasado partido contra Baskonia que el Barça es capaz de rozar la perfección con un tercer periodo donde levantó hasta 25 puntos, pero con solo 10 minutos no sirve y la Euroliga (e incluso la Liga ACB) exige que los 12 jugadores con los que pueda contar Sito den un paso adelante y aporten.

Algunos jugadores están ya siendo señalados por su rendimiento (Pressey o Hanga por ejemplo) y en ocasiones son las decisiones de Sito las que no se entienden (Tomic y Navarro no jugaron ante Unicaja y luego fueron clave en el tercer cuarto mágico de Vitoria). Así que este equipo necesita victorias y una ante el Khimki encendería la mecha de un posible milagro o si más no, luchar en la Euroliga para subir poco a poco posiciones y demostrar la calidad de una de las plantillas más caras de Europa.

Vencer en el Mytischi Arena no será fácil ya que los rusos solo se han dejado sorprender en su pista por Maccabi y han ganado los otros seis partidos que han disputado. Quedarán tras este 15 partidos y meterse entre los mejores supondría ganar por lo menos 10, pero eso son solo números que de nada sirven si acabas la primera vuelta con tan solo 4 triunfos.

Así que el sueño de un posible milagro en Euroliga pasa por ganar a Bartzokas, cerrar heridas y empezar a remar todos juntos con el objetivo de dejar el escudo blaugrana lo más arriba posible en la clasificación de esta dura liga regular