El OjO Al Blanco del Baskonia (1) – Real Madrid (3). La gloria vuelve a la capital

No habrá quinto partido, el Real Madrid se llevó el cuarto encuentro de la serie y vuelve a disfrutar la gloria de la ACB por trigésimo cuarta vez al vencer 85-96 a un Baskonia que no se rindió nunca.

Menos público

No hubo un lleno tan espectacular como en el primer partido disputado en Vitoria y 14.488 almas se unieron en el Buesa Arena para este match ball, aproximadamente unos 600 menos que el domingo, pero que dieron igual colorido y con mosaico incluido.

El tirador sigue en gracia

Si catalogamos como raro el primer cuarto, estaríamos diciendo algo acertado, un juego trabado con muchas pérdidas, ningún equipo cogiendo un ritmo claro y todo moviéndose en base a parciales, en medio de esta mediocridad de ambos equipos, un nombre volvía a destacar, el de Jaycee Carroll que sigue anotando a la primera opción que tiene y que volvió a ser uno de los destacados para un cuarto victorioso para Baskonia por 21-18.

Madre de Dios, madre de Rudy

No podemos dar otro nombre, Rodolfo Fernández Farrés, ese que algunos quieren jubilar, se tomó una pócima de eterna juventud y, con cuatro triples consecutivos, obligó a que Pedro Martínez elaborara todo un maremágnum defensivo para tratar, sin éxito, de pararlo, en medio de todo ello seguían las luchas en el poste bajo con chispas entre Ayón y Diop o un Jayson Granger inédito en el tercer partido pero con ganas de agradar en este cuarto que nos dejaba un marcador de 38-42 para los blancos.

Tensión

En una final no hay tiempo para hacer prisioneros, algo que aprendieron Shengeila y  Felipe Reyes, una falta de ataque no pitada del cordobés, hizo que el georgiano se tomara la venganza por la mano en la figura de Edy Tavares en una acción que se saldó solo con falta normal, lances del juego.

El Madrid mandando

Los visitantes pusieron una mentalidad de campeón, jugaron como ellos saben, moviendo el balón con acierto y, a pesar de los intentos de Baskonia, que no dejaron de luchar hasta el último segundo, tuvo que ser Luka Doncic quién, con su último triple con la camiseta del Real Madrid, dejó sentenciado el partido, la eliminatoria y el título de liga.

Así termina nuestro último OjO Al Blanco de la temporada, muchas gracias por seguirnos durante todo este año y, por supuesto, sigan sonriendo hoy y por siempre.

ANÚNCIATE EN PLANETACB