El OjO Al Blanco del Darussafaka – Real Madrid. Cumplir con la exigencia

Victoria complicada de un Real Madrid que tuvo el partido hecho pero que acabó pudiendo perder. La experiencia a la hora de gestionar los minutos finales apretados sirvió para finiquitar a un equipo turco que tardó en despertar pero que llegó a tiempo con el 82-86.

Prolegómenos

La presencia del Real Madrid llenó por completo el pabellón del Darussafaka pero no sería hasta el tercer cuarto cuando la afición despertase. Tal era la sensación que durante gran parte del partido se escuchaba hasta a los jugadores. Laso dejó en Madrid a Rudy y Reyes y se quedaron sin jugar Kuzmic y Pantzar -no entró en rotación-.


PRIMER CUARTO

Quinteto: Campazzo, Causeur, Taylor, Randolph, Tavares.

Resultado global: 16-23

Claves:

  • Gran salida de Randolph. El esloveno venía de hacer un gran partido ante el Fuenlabrada y repitió festival de salida ante los turcos del Darussafaka. La velocidad de piernas y su buena mano le permitieron sacar toda la ventaja que quiso a Savas. En el primer cuarto se fue a los 9 puntos y 9 de valoración. Solo la falta de tino en el triple evitó que superara la barrera de diez puntos.

  • Al son de Campazzo. El argentino dirigió a la perfección al Real Madrid. Logró frenar la buena aparición de Douglas, muy acertado en las penetraciones, y pese a que la estadística no le apoyó fue un base perfecto. Dos asistencias y cinco puntos que quedaron en poco tras su lección de juego. El buen manejo de balón y su visión le permitieron zafarse de cualquier presión defensiva para dejar en varias ocasiones al tirador abierto solo.

SEGUNDO CUARTO

Quinteto: Llull, Prepelic, Deck, Randolph, Ayón.

Resultado global: 38-53

Resultado parcial: 22-30

Claves:

  • Thompkins siempre aparece. Pese a que el triple seguía siendo el punto débil del Real Madrid, el interior merengue nunca perdona. En menos de ocho minutos se iba a 15 de valoración y 13 puntos. Dos aciertos en el perímetro y acciones fundamentales que frenaron las intenciones de un Darussafaka que quería creer con Douglas liderando. Al igual que hizo Randolph en el primer cuarto, el puesto de ala-pívot estaba siendo el principal foco anotador merengue.

  • Un base esloveno como Prepelic. El escolta volvió a ejercer en el puesto de ‘1’. Prepelic contaba con minutos que habitualmente no tiene. Y tras unas primeras jugadas de adaptación, sacaba a pasear esa mano que le permitió fichar por el Real Madrid. En 10 minutos que se mantuvo en pista su aportación se fue a 10 puntos, dos rebotes y dos asistencias. Su peso en el cuarto fue vital y más tras la marcha de Llull al banquillo por unos dolores musculares.

TERCER CUARTO

Quinteto: Campazzo, Carroll, Taylor, Randolph, Tavares.

Resultado global: 59-72

Resultado parcial: 21-19

Claves:

  • Carroll y Randolph, a por la máxima. El Real Madrid jugó sus mejores minutos durante el tercer cuarto. Lograron romper el partido e irse a un 41-57 que parecía sentenciar el encuentro. Gran parte de culpa tuvo Carroll, que logró hasta nueve puntos durante estos diez minutos con una serie de ‘bombitas’ conocidas por todos en el escolta. Tras su marcha al banquillo, fue Randolph quien tomó el liderazgo dejando algunos mates y  jugadas individuales para enmarcar. La victoria se mantenía con ellos en racha.
  • Douglas y Evans sueñan. Sacaron la cara por el equipo turco y se encargaron de reavivar al público. En el Darussafaka ya había esperanzas de nuevo y había opciones de remontar. Los triples de Evans y la velocidad en el uno para uno de Douglas marcaron el inicio de esa escalada local. Además, tomaron ventaja en el rebote por medio de Eric para achicar los principales sectores dominadores del Madrid.

ÚLTIMO CUARTO

Quinteto: Campazzo, Prepelic, Deck, Randolph, Ayón.

Resultado global: 82-86

Resultado parcial: 23-14

Claves:

  • Remontada de salida. El Real Madrid contaba con un +13 que rápidamente se esfumo a la salida del último cuarto. Parcial de 7-0 para el conjunto turco que poco a poco iría aumentando. Los de Laso, desencajados en ataque, veían como el acierto incontestable de Douglas y la agresividad de Evans en la pintura estaba recortando distancias. Tanto que llegaron a empatar a 82 con un triple del base a falta de unos segundos para el final.
  • Sufriendo saben jugar. Campazzo fue quien dirigió la jugada que iba a valer la victoria. Fallaba tras una gran acción individual pero Tavares se llevaba el rebote. Dos tiros libres y 82-84 que dejaba al conjunto merengue cerca del triunfo. Darussafaka no supo armar una acción para ganar ni para encontrar la prórroga y, tras coger el rebote Campazzo, llegó la antideportiva definitiva.

RESUMEN

El Real Madrid comenzó fuerte pero rápidamente se confió. Acabó pidiendo la hora y tras la remontada local del Darussafaka tuvo que defender para no irse a la prórroga o incluso perder. Pero los de Laso siempre aparecen.


ESTADÍSTICAS

Podéis consultar todas las estadísticas del encuentro AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies