El OjO Al Blanco del PAO – Real Madrid. Debacle y al jueves

Poca historia, por no decir ninguna, tuvo este partido jugado frente al Panathinaikos por el Real Madrid, en donde los de Pascual arrasaron completamente a los de Laso por un clarísimo 95-67.

Bajas por todos lados

A última hora conocimos la baja de KC. Rivers por parte de Panathinaikos y, la verdad, es que no le echaron mucho de menos, ni comparación con la intensidad que pone Campazzo con los blancos que sí estuvo desaparecido.

¡¡20-0!!

¿Cuántas veces han visto empezar con un 20-0 en baloncesto de alto nivel? ¿Y en un playoff de Euroliga? Probablemente muy pocas, pues ahora tienen una más, el Madrid salió totalmente superado desde el segundo 1, con Randolph que perdió dos balones nada más empezar, con un equipo griego que mordía a cada pase, que hacía faltas, sí, pero no puede servir de excusa y que hasta esta canasta que le mostramos, los blancos vieron los 20 puntos que le endosó y eso que arreglaron un poco gracias al desacierto en los últimos segundos con el 26-13 de final de cuarto.

Mínima remontada

¿Saben cuál fue el problema? Que el Madrid fue una caricatura de lo que habíamos visto y eso que tuvimos mínima esperanza cuando el marcador se puso a solo 11 de diferencia, no obstante, fue un espejismo, la intensidad, esa maldita intensidad que puso PAO estuvo a miles de años luz de la puesta por el Real Madrid, donde las ayudas no llegaban, el 1×1 era imposible de parar y los tiradores helenos lanzaban con una comodidad asombrosa, inclusive los 16 de diferencia en el descanso (46-30), parecían poco y solo Gustavo Ayón se salvaba algo de la quema con sus robos de balón.

Desaparecer poco a poco

No sabíamos qué iba a pasar en el tercer cuarto, ¿reacción o caos? Pues fue lo segundo, casi que podríamos repetir todo lo hablado en la primera mitad para ver en la continuación, el Madrid se fue diluyendo, desapareciendo, sin intensidad, sin ganas, seguramente porque sabían que esto estaba ya perdido y bajaron los brazos, dejando al Panathinaikos jugar a completo placer con alley-oops, con Calathes demostrando su calidad y un rotundo tercer cuarto de 77-44 para disfrute del respetable.

Empieza el segundo partido

Mientras Pascual quería hacer sangre a toda costa, dejando a Mike James en pista (espectacular partido), Calathes, Gist y todo su potencia, Laso empezaba a jugar el segundo partido rotando jugadores con los primeros minutos de Yusta, Randle desde el puesto de base y sin poco más que contar, ahora toca olvidar y pensar en el partido del jueves para intentar enmendar lo que había pasado.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva el jueves para el segundo partido a las 20.15 horas, mientras eso llega, aunque hoy cueste más, sigan sonriendo.