El OjO Al Blanco del Real Madrid – Joventut. Trámite solventado

El Real Madrid solventó su trámite ante Divina Seguros Joventut sin ninguna dificultad, ganó sobradamente al equipo catalán por 87-70 y aseguró estar entre los cuatro primeros al final de la fase regular.

En familia

Poca chicha había hoy en el WiZink Center, las almas que se acercaron al recinto en un día laborable, lluvioso en Madrid y con Champions en la tele, con una hora tardía como son las 20.45h no parecía el mejor menú para la noche.

Aletargamiento

El poco público asistente, ya de por sí frío por lo general, tampoco tenía muchas ganas de dejarse la garganta y los jugadores salieron prácticamente igual, los locales porque sabían que el partido era un trámite, mientras que los verdinegros tenían claro que la tercera victoria consecutiva ante el incontestable líder de la liga, ello se vio en el juego donde podíamos ver como un contraataque claro se convertía en un alley-oop recibido en la canasta contraria.

Randle, máximo anotador

Estaba claro que los minutos iban a estar repartidos hasta la saciedad, de ahí que ya viéramos a Randle en el primer cuarto con la baja de Campazzo y Llull para que el americano tuviera nueva oportunidad y que aprovechó desde los puntos siendo el máximo anotador de este cuarto con seis puntos. Por parte verdinegra, Conger tenía su minuto de gloria con un taponazo a Taylor en unos diez minutos iniciales cerrados con 22-18.

Fin de la película

El partido duró hasta que el Madrid quiso o, también, hasta que el Joventut perdió toda sus disciplina táctica de las manos de un Laprovittola que se dedicaba a hacer la guerra por su cuenta, soltando balones a lo loco o tirando sin demasiado criterio…

mientras que los blancos simplemente tenían multitud de opciones para hacer daño a los catalanes, desde buscar a Carroll que se iba con 11 puntos al descanso, aprovechar los enormes errores defensivos en marcajes individuales cerca del aro y meter un parcial de 12-0 que ya le dejaba estar cómodamente para el resto del partido con el 46-32 que se iba al descanso mientras, para qué engañarnos, la gente de Movistar se entretenía enseñándonos las zapatillas de Doncic.

La sombra del triple doble

Solo quedaba un interés en el partido y era saber si Luka Doncic podría alcanzar ese triple-doble que lleva rondando toda la temporada, en el tercer cuarto acabó con 9 puntos, 9 asistencias y 7 rebotes, así que solo quedaba rezar a los hados para que Laso le pusiera en el último cuarto mientras el técnico vasco iba repartiendo minutos para acabar el tercer cuarto con un claro 50-31.

Nada más

Poco hubo que contar hasta el final del partido llegó, nos quedamos sin triple doble de Luka y el resultado final de 87-70 deja claro la diferencia entre uno y otro equipo al día de hoy, el primero líder y el otro colista.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a jugar el sábado contra el Montakit Fuenlabrada a las 19 horas, mientras eso llega, ya saben, sigan sonriendo.