El OjO Al Blanco del UCAM Murcia – Real Madrid. Sobreviviendo a la guerra

El Real Madrid se plantará en la Final Four tras vencer en un partido más parecido a una guerra que un encuentro de baloncesto por un ajustado 61-63 y que no pasará a la historia por su calidad.

La vuelta de Randolph

Lo más destacado en los prolegómenos del partido fue ver a Anthony Randolph ya recuperado de su lesión en el abductor y ser de la partida, cierto es que se le notó falto de ritmo pero algo lógico tras este año irregular que está llevando, pero lo bueno es que ya está pleno y dispuesto para la Final Four.

Comienzo sucio

El inicio del UCAM lo podemos ver de dos maneras, un canto a la agresividad o un llamamiento al juego sucio, quizás lo mejor sería poner un conjunto de ambas cosas, porque lo cierto es que la falta antideportiva que obsequió Tumba a Ayón nada más empezar, nos parecío fuera de lugar y sin lógica alguna. Después de ese lance, el juego siguió muy duro, con un conjunto pimentonero que salió más concentrado pero que se fue diluyendo en cuanto entró Jaycee Carroll en juego con siete puntos consecutivos y un triple de Llull que nos dejó un marcador de 12-18.

Del momento de Yusta al susto de Doncic

El Real Madrid tuvo tres nombres y una decisión táctica clave para seguir mandando en el marcador dentro de un partido que iba adquiriendo el tinte de “infumable” viendo los enormes fallos en ataque de unos y otros, por ello tenemos que destacar a Santiago Yusta, todo un ejemplo de mejora en el juego de ataque con buena lectura defensiva y que fue pieza básica para un parcial de 0-15 pero que nos lleva al segundo nombre, un mal movimiento de Luka Doncic con un golpe en el tobillo que le llevó inmediatamente al banquillo nos hizo temer lo peor, afortunadamente, todo quedó en un susto y, finalmente, Edy Tavares, imprescindible para complicar la vida a los ataques de UCAM que se veían impotentes para frenar la 1-3-1 impuesta por Laso y que nos dejaba 25-31 al descanso.

Ni frío ni calor

El tercer cuarto tuvo un claro dominador: el error, ambos equipos buscaban mandar en ese aspecto del juego y los grandes errores de los blancos en tiros cómodos, fueron los que le permitieron ir recortando en el marcador al UCAM que seguía en sus guerras internas particulares como la de Sadiel Rojas con Dino Radoncic sin venir prácticamente a cuento, con todo eso nos dejó un marcador a falta de un cuarto de 43-47.

 

Escalofriante final

En un partido tan malo, el equipo que menos fallos cometía era quién tenía la posibilidad de llevárselo y claro, eso no podía llegar de forma normal, tuvieron que llegar dos tiros libres fallados de Luka Doncic para que Benite, gran partido el suyo, metiera la canasta del empate para un tiempo muerto donde Laso supo aislar a Thompkins en un 1×1 con Tumba que le ganó sobradamente en una acción clave y que, a pesar de un thriller final con un 0.8 que tuvo Murcia, la victoria se la llevaron los blancos ante de la Final Four por un ajustado 61-63.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a la Final Four de Belgrado, en medio de todo ello, mucha información que le iremos dando y, por supuesto, sigan sonriendo.

 Foto: imQuality / Javier Bernal