El trabajo en solitario de Gabriel Deck, un cuatro con alma de tres

Ha llegado en silencio pero se está ganando un hueco en la afición madridista, gracias sobre todo a su polivalencia, así trabaja en solitario Gabriel Deck.

 

Le hemos visto poco todavía, pero el argentino procedente de San Lorenzo ya está demostrado el por qué de su fichaje por el Real Madrid, usado en la posición de ala-pívot por Laso en los minutos que ha estado en cancha, fue uno de los jugadores decisivos a la hora de ese final de la Supercopa en que le tocó lidiar, nada más y nada menos, que con Tornike Shengeila.

Más allá de todo ello, Gabriel Deck nos ha demostrado que, aparte de desenvolverse con prestancia en la zona, no tiene problema en acabar contraataques o demostrar su tiro exterior, ese mismo que trabaja cuando acaba el entreno en Valdebebas y donde cuenta con la ayuda de Chus Mateo, aquí le vemos en acción al argentino, un cuatro con alma de tres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *