El triplazo de Rudy sobre la bocina para callar al OAKA y conquistar Grecia

El alero del Real Madrid acabó siendo el héroe del encuentro con un triplazo sobre al bocina ante el Panathinaikos. Un triple que parecía imposible y que silenció por completo al OAKA.

Rudy recibió un balón complicado en la última jugada del partido. El cuadro griego había mantenido una muy buena defensa y ni Llull ni Carroll encontraron huecos. Cuando parecía que el triunfo se iba a quedar en la pista local, una mandarina de Rudy casi sin mirar acababa dentro para devolver al Madrid a la senda del triunfo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *