El vestuario de España avisa ante Australia: «Quien esté cansado que se quede en el hotel»

Los grandes protagonistas de la selección española hablaron ante los medios de comunicación en la previa del duelo ante Australia. El conjunto entrenado por Scariolo está a un solo paso de lograr la clasificación para la final del Mundial y la conjura está clara en el seno del vestuario.

Sergio Llull, Rudy Fernández y Sergio Scariolo fueron los encargados de hacer llegar el sentir del equipo a todo el país. Sobre todo el de Mahón, que puso sobre la mesa el lema que llevará España marcado en la frente: «El que esté cansado que se quede en el hotel».

Las palabras de Sergio Llull

«Cuando juegas una semifinal de Mundial, el que esté cansado que avise y que se quede en el hotel», ha asegurado el base del Real Madrid, que apuntó estar «bien físicamente» y sin importarle jugar de uno o de dos.

«Jugamos de memoria, nos conocemos de hace muchos años y es fácil jugar», afirmó acerca del núcleo duro de la selección.

Las palabras de Rudy Fernández

El exterior del Real Madrid señaló que, pese al desgaste físico, en momentos como estos se sacan fuerzas de cualquier parte. Además, reconoció por primera vez que ni dentro de la selección se veían con tantas opciones del oro como ahora.

«En ningún momento pensábamos que podíamos tener esta oportunidad cuando empezó el torneo, pero se ha ido demostrando que hemos ido a más, estamos confiados en poder hacer a esta selección todavía más grande y ahora mismo vemos una oportunidad increíble».

Respecto al rival, Rudy recordó que ya les ganaron en las Olimpiadas por lo que habrá «ganas» de revancha y por ello será un partido «muy duro».

Las palabras de Sergio Scariolo

El seleccionador tuvo tiempo de bromear con los medios de comunicación sobre el horario. Y es que España jugará a las 10 de la mañana ante Australia. Su propuesta a las empresas: «Que pongan pantallas en las oficinas».

El italiano también destacó el estado físico del equipo, peor que al inicio del campeonato, y las claves del encuentro: «Evidentemente, ha perdido energías poco a poco, como todos. Pero ambición no es justo lo que me preocupa […]. Jugamos contra un rival duro, tenso, con grandes jugadores NBA, incluso físicamente. Ya la última vez que jugamos contra ellos el partido se jugó con una moneda al aire».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *