Selecciones 

Eslovenia, el coco oculto

Eslovenia, liderada por Goran Dragic y Luka Doncic, ha llegado a los octavos del Eurobasket como una apisonadora, ganando los cinco partidos del grupo, incluyendo su último enfrentamiento contra Francia, a quien venció por 17 puntos de diferencia.

Pasar la fase de grupos con un pleno de victorias nunca ha sido tarea fácil. Es algo que está al alcance de algunos equipos privilegiados. De hecho, en los tres últimos Eurobasket sólo lo consiguieron Francia y Rusia en 2011, Italia en 2013 y Francia, Serbia y Grecia en 2015. En este último caso, tres de los cuatro líderes de grupo lo hicieron, sí, pero no es lo normal. Curiosamente, ninguno de estos equipos ganó luego el torneo europeo. En 2011 y 2015, el campeón fue España, que siempre perdió algún partido.

Este dato es mera superstición, evidentemente. No hay relación causa-efecto entre que un equipo se lleve el oro o no por haber perdido más o menos encuentros en la fase de grupos, y Eslovenia puede demostrarlo. La primera fase del equipo balcánico ha sido extraordinaria. En el primer partido, con Polonia como rival, los eslovenos ganaron 90 a 81. Más apretado fue el tema contra Finlandia, que acabó con 78-81 en el marcador. Grecia, siempre favorita en estos torneos a pesar de su mal hacer este año, fue la siguiente víctima (78-72) con Doncic anotando 22 puntos (máximo anotador) y el siguiente en pasar por caja fue Islandia, que cayó 75 a 102.

El quinto partido, contra Francia, una de las máximas favoritas junto a España, era el definitivo para quedarse la primera plaza del grupo. Los galos, en el inicio de la era sin Parker, habían caído anteriormente ante Finlandia y no querían volver a caer. Pero claudicaron, como el resto. El 95-78 final mostró el poderío de la pareja Dragic-Doncic. El primero, a sus 31 años, está viviendo su mejor etapa en la selección y lo demostró anotando 22 puntos y dando ocho asistencias. El segundo, la joven perla del baloncesto europeo, alcanzó los 15 puntos, nueve rebotes y tres asistencias. Para estas alturas, sus números ya son de lo mejor del torneo.



Ucrania, el siguiente rival

Con el equipo ya en Turquía, el rival será Ucrania el sábado en la fase de octavos. En los tres últimos torneos no superó esta fase nunca. Sus verdugos fueron España (2011), Francia (2013) y Letonia (2015). Eslovenia es uno de esos equipos peleones que siempre sabes que dará guerra a pesar de que su mejor puesto en un Eurobasket, desde 1991, es el cuarto puesto logrado en 2009, cuando perdió la final de consolación frente a Grecia por 57 a 56.

Adivinos no somos, pero algo nos dice que este año los eslovenos están más cerca de repetir, como poco, esa cuarta plaza de 2009 que de caer de nuevo en la primera fase eliminatoria. Ha demostrado poder ganar a Francia, que es junto a España la gran candidata para ganar el oro. Le quedaría jugar contra los nuestros para saber si realmente merece el trono europeo, y ese choque llegaría en unas hipotéticas semifinales. Ahí sabremos si Eslovenia está aquí para quedarse, pero sea como fuere, de esta selección hay que disfrutar cada minuto en cancha que pasan.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas