España brilla ante Corea y tendrá plaza en los JJ.OO. si vence el sábado a China

Después de un primer cuarto igualado, la Selección Femenina rompió el partido inaugural del Preolímpico ante Corea en un gran segundo cuarto. Alba Torrens volvió a jugar con España por primera vez desde el Bronce mundial en 2018.

En su regreso a Belgrado, la Selección demostró por qué ganó allí el Eurobasket 2019 hace siete meses. El equipo de Lucas Mondelo no dio opción alguna a Corea, dejando sentenciado el partido ya en el tercer cuarto. La salida de Leo Rodríguez desde el banquillo impulsó a España en el primer partido internacional de Alba Torrens desde el Bronce en la Copa del Mundo de Tenerife 2018. El sábado (12:00 horas, Teledeporte), una victoria ante China significaría el billete a los Juegos Olímpicos de Tokio este verano.

Gran puesta en escena de la Selección. Intensas, solidarias en las ayudas y rápidas de manos en defensa. En ataque, con dos bases de inicio en pista (Silvia y Laia), circulando muy bien el balón para encontrar tiros abiertos sin oposición. El marcador era corto (4-0), pero las sensaciones no eran muy positivas para Corea. De ahí que Moonkyu Lee parara el partido transcurridos los tres primeros minutos. Ordenó una zona que ayudó a las asiáticas a ajustar al máximo el electrónico (10-9). Momento en el que Lucas Mondelo dio entrada a Leonor Rodríguez. Sus triples sostuvieron a la campeona de Europa y minimizaron la reacción asiática.

Del 19-16 al término del primer cuarto se pasó al 26-16 en un visto y no visto del segundo. Leo continuaba enchufaba y Laura Gil la acompañaba con acciones de mérito bajo el aro para ampliar la diferencia hasta los diez puntos. Corea subía la agresividad y velocidad en su juego –de nuevo apoyadas en su zona 2-3–, pero el tiempo muerto de Mondelo sirvió para contener ese nuevo empujón. Palau, Torrens, Xargay, Ouviña y Silvia se sumaban a la hora de contribuir en la anotación. El trabajo atrás daba sus frutos (11 pérdidas y un 37% de Corea al descanso) y España despegaba consiguiendo canastas fáciles en contraataque y transición. Al intermedio se llegó con la máxima: 43-25.

Corea bajó los brazos tras la reanudación. O, mejor dicho, España no dio opción a su rival. Mantuvo la intensidad, evitando que su rival anotase sus primeros puntos del cuarto una vez transcurrido el ecuador del mismo. Un triple de Alba y otros posterior, tras pick&pop de Marta Xargay ampliaban la brecha hasta el 59-30. Desde el banquillo, para mantener a todas las jugadoras enchufadas se daba entrada a María Conde.  

Con el 63-32 en el electrónico, el último parcial también fue para las de Lucas Mondelo, aunque ya con otras jugadoras en pista. Minutos para Tamara Abalde, María Conde y Nogaye Lo, que aprovecharon la oportunidad para anotar (las doce jugadoras estrenaron su casillero de puntos) e incluso aumentar la diferencia en el marcador, que podría ser importante para posibles triples empates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies