España logra un trabajado triunfo ante Irán en el debut de la gira

la Selección Española ha dado comienzo a su preparación con un valioso triunfo ante Irán por 88-61 tras 40 minutos de alta exigencia sobre la pista. Un duelo que ha permitido a Sergio Scariolo y su cuerpo técnico el poder realizar las primeras probaturas de cara a la disputa de los Juegos Olímpicos asentando así las bases del juego nacional.

Ricky Rubio. Ese fue el primer protagonista de la Selección Española durante su debut competitivo en la gira Desafío Tokio. Porque el base de la Selección Española asumió el liderazgo del juego a lo largo del primer cuarto ante una Selección de Irán que centraba todos sus esfuerzos en cómo detener al jugador catalán (7-3). Toda una odisea para un equipo que veía como el catalán inauguraba su casillero personal a la par que era capaz de encontrar a sus compañeros con diferentes asistencias de fantasía. El primer dato positivo de un encuentro que se animó, apenas unos instantes después, con el regreso a las pistas con la Selección de un Pau Gasol capaz de desplazar al público de sus asientos con su mera presencia. Más aún cuando el center de Sant Boi lograba anotar de nuevo con la camiseta de la Selección con un soberbio 2+1 con el que adornar los triples de Willy Hernangómez y Rudy Fernández (19-13).

Con un quinteto con menos centímetros, pero repleto de calidad, la Selección Española inició un segundo cuarto en el que se ganó movilidad en ataque y en el que debutó sobre el parqué Usman Garuba. Todo un proyecto de futuro que no tardó en colgarse de los aros para contribuir a la primera renta importante para los de Scariolo (27-19). Aunque el transcurso del segundo cuarto trajo consigo los primeros problemas para una España falta de ritmo y que vio como Irán atacaba su defensa zonal para invertir el marcador con un buen parcial culminado por un 2+1 (30-31). Una inercia que se mantuvo durante los últimos pese a los constantes intentos de Pau Gasol para invertir un marcador en el que Irán logró mantenerse por delante hasta el descanso (37-36).

Necesitaba España crecer en el rebote y de ello se encargó Marc Gasol tras el paso por vestuarios. El hombre más sólido bajo los aros en unos primeros compases en el que la conexión Abalde-Brizuela comenzó a brillar con luz propia. Porque, entre ambos, permitieron a España el poder anticiparse a las líneas de pase rivales para firmar un parcial de 10-2 que invertía por completo el marcador (47-38). Y es que, ambos jugadores se sintieron realmente cómodos y con la confianza necesaria a la hora de poder sorprender incluso desde el 6,75. Un conjunto de factores que permitieron a España el poder despegar en un marcador que, a punto de finalizar el tercer cuarto, comenzaba a anticipar el triunfo inaugural del verano (65-46).

Poca historia tuvo ya el encuentro durante sus diez últimos minutos en lo relativo a la lucha por la victoria. No así en el plano táctico donde Sergio Scariolo siguió repartiendo minutos para entregar una dosis extra de confianza a Carlos Alocén instantes antes del debut de Sergi Martínez con el equipo. España lograba mantener el nivel competitivo y un 2+1, precisamente del jugador blaugrana, unido a un triple de Abalde, sirvieron para mantener al equipo por encima de la veintena de tantos de diferencia (81-59). El mejor final posible para una tarde de esas que suman en positivo en todos los aspectos (88-61).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies