España presenta sus fortalezas en el debut en Tokio

El partido ‘trampa’ de la primera jornada se ha saldado con victoria ante Japón por 77-88, con un ‘average’ favorable y con momentos de un gran baloncesto comandado por Ricky Rubio. Un parcial de 0-19 al final

Quizás España no ha impresionado como la Eslovenia de Doncic; pero ha salido reforzada de un partido incómodo ante el anfitrión de los Juegos, que venía de ganar en la preparación a Francia. Ricky ha demostrado su gran nivel de juego, con un Sergio Rodríguez demostrando que el puesto de base está muy bien cubierto. Pau, Marc y Willy imponen respeto en la pintura, y Víctor Claver rinde en los dos lados de la pista siempre sumando. Sin excesos, España presenta sus credenciales en una pista con grandes recuerdos para #LaFamilia.

España salió muy concentrada, con el quinteto habitual de la Copa del Mundo (con el único cambio de Abalde por Juancho en el puesto de ‘tres’). Marc Gasol distribuía el juego desde el puesto alto, posteaba y anotaba desde el triple central. Ricky corría para poner el 2-11 en el minuto 4 y provocar el primer tiempo muerto de Julio Lamas, el técnico de los nipones. Las primeras rotaciones significaban los quintos Juegos de Pau y los primeros de Usman Garuba.

La defensa leía perfectamente el ataque de Japón, pero España se atascaba ofensivamente y el marcador se igualaba. Una canasta de Pau y un triple de Sergio Rodríguez devolvían la tranquilidad. España estaba cómoda con el intercambio de golpes. Una bomba de Togashi cerraba el primer cuarto con un 14-18 que no indicaba el dominio de estos primeros minutos de los de Sergio Scariolo.

El segundo cuarto comenzó con la confianza muy arriba de los japoneses, que hacían daño en el rebote ofensivo y con Rui Hachimura acertado desde los lanzamientos centrales. Un triple del de los Wizards ponía el 26-26 y provocaba el tiempo muerto de Sergio Scariolo, que pedía puntear los tiros exteriores. Un punto de inflexión en el encuentro, con una España capaz de defender de forma muy inteligente y atacar con brillantez. Con Garuba recogiendo todos los rebotes, y Ricky Rubio al mando, la selección española firmó un parcial de 0-19 que ponía un tranquilizador 26-45 y dejaba el +20 en el paso por los vestuarios.

Japón volvió del descanso con el miedo de los cinco minutos anteriores, y optó por llevar al encuentro con un ritmo más calmado. Abrines calentaba la muñeca y Ricky continuaba en modo MVP, anotando y asistiendo con facilidad. Pau rentabilizaba los minutos en pista, motivando a sus compañeros a pesar de la diferencia en el marcador. Japón anotaba con mayor facilidad y con algún robo de balón reducía de +24 a un +13 al final del tercer cuarto (56-69).

Scariolo trabajaba el aspecto mental para evitar complicaciones, pero a la vez seguía con las rotaciones en pista. La entrada de Xabi López-Arostegui, recién llegado a Tokio, completaba el roster de 12 jugadores que entraron en juego, con Víctor Claver (13+9) como jugador con más tiempo en la cancha (22 minutos). Ricky Rubio (20 puntos y 9 asistencias) fue el más valioso, con una gran aportación de Marc Gasol (12) y Álex Abrines (11). Al final fueron 11 los puntos de ventaja antes del partido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies