España vence a Japón con solvencia y seriedad

La Selección supera por 70-84 a Japón en el debut en el Mundial de Tenerife ante una peligrosa selección nipona a la que supo frenar en todo momento con un planteamiento de partido perfecto. Mañana, segunda jornada ante Puerto Rico (Teledeporte, 20 hora canaria – 21 hora penínsular).

España superó a Japón con solvencia y mucha seriedad, como de un anfitrión ‘mucha mili hecha’ se espera espoleado por un Santiago Martín hasta arriba que se mimetizó con el ambiente desde el primer momento. Los inicios siempre cuestan, pero como suele decir Mondelo: “este equipo hace fácil lo difícil”.

Porque el día del debut nunca es sencillo para ningún equipo y más si eres el anfitrión. Controlar los nervios, calibrar las fuerzas, el ímpetu, coger esa tensión competitiva… todo lleva un proceso pero en el caso de España esto duró unos minutos del primer cuarto. Ya se las vio ingresar en la cancha por primera vez para el calentamiento a todas con rostro de concentración plena. Ya lo dijo la capitana Palau en la previa con respecto a que iba a ser un torneo diferente: “Nosotras estamos haciendo lo de siempre, no sabemos trabajar de otra forma”. Dicho y hecho.

España salió un poco acelerada en ataque, los dos o tres minutos iniciales, y con los nervios típicos iniciales pero muy bien de manos en la anticipación del pase y en defensa. Además de imponer su mayor poderío bajo los aros. Con todo, pronto cogieron las primeras distancias y más al cortar el grifo del triple nipón. Tras tres amistosos y las exhibiciones japonesas desde esta distancia, el dejar al rival con el primer triple anotado en el minuto quince marca a bien el trabajo y lo metidas que estaban las jugadoras en el choque.

Así fueron pasando los minutos y tras las titulares muchas jugadoras se unieron a la misión impuesta por Mondelo en su búsqueda de cruzar el ‘Rubicón’. De Anna Cruz fue el primer triple del partido y junto a Marta Xargay, ambas, les mostraron el camino a sus compañeras desde la media distancia. Los posibles nervios ya estaban eliminados de la ecuación. Hasta de 18 puntos se llegó a ir España conjuntando muy bien Mondelo los cambios de sus jugadoras titulares y del resto que asfixiaban la rotación nipona. La dirección de Ouviña en sus minutos fue muy buena, los minutos de Queralt Casas muy incisiva en el juego, Belén Arrojo mostró su gran estado de juego y Laura Gil fue un buen complemento para las pívots titulares (21-39).

La segunda parte fue más complicada, lógico con los ajustes de las del técnico Hovasse que no habían sido ellas mismas en los primeros veinte minutos. Aún así, a pesar de acercarse por momentos en el marcador y casi rozar la barrera de los diez puntos, la seriedad de España no bajó en ningún momento y supo encontrar solución a cada defensa, mucha zonal en esta segunda parte. Recortaron cinco puntos en el tercer cuarto y seguían queriendo apretar pero a cada ‘estocada’ nipona en forma de triple, aparecía una española que no se amilanaba y les contestaba para seguir con esa renta de diez o más punto que no dejaba peligrar el partido. Ni en los minutos finales cuando un 2+1 japonés les hizo bajar de esa barrera España se puso nerviosa, siguió a lo suyo y sentenció el choque.

Fuente: FEB

ANÚNCIATE EN PLANETACB