Champions League 

El Estudiantes encadena su tercera derrota consecutiva

Movistar Estudiantes ha caído ante el Petrol Olimpija de Liubliana por 75-81 pese al gran partido de Nik Caner-Medley.

El Movistar Estudiantes encadena su tercera derrota consecutiva, esta vez por 75-81 ante un Petrol Olimpija que supo mantenerse concentrado en los instantes finales. Si bien es cierto que los estudiantiles fueron a remolque en el luminoso durante prácticamente todo el choque, lograron llegar a ponerse por delante en una segunda mitad de baloncesto de quilates por parte de ambos.

El conjunto esloveno llegaba al Jorge Garbajosa inédito en competición europea y su victoria en el improvisado feudo estudiantil ha supuesto, sin duda, una de las sorpresas de la jornada.  Ya desde el primer cuarto, supieron sacar provecho de la -una vez más- soledad en ataque de un Nik Caner-Medley cada vez más en forma. Ello, sumado a la falta de intensidad defensiva, marcaba un primer cuarto irregular en el que los de Salva Maldonado llegaron a ponerse a un solo punto de su rival, pero que concluyó con un 0-6 de parcial que devolvía la brecha al luminoso (15-22).



Con Sylven Landesberg con problemas de faltas y un mal porcentaje en tiro exterior, los estudiantiles tuvieron que tirar de individualidades para no dejar escapar el partido en el segundo parcial. Al igual que ocurriese en los primeros diez minutos, el equipo funcionó cuando logró mantenerse contundente en defensa y perdió las ideas en ataque cuando no lograron impedir que el rival corriese la cancha. Los eslovenos plantearon un juego duro y correoso y la respuesta estudiantil, en la primera parte, parecía ser insuficiente. Pese a todo, las diferencias en el luminoso eran más que abarcables al llegar al ecuador del choque (33-39).

Los mejores minutos del conjunto estudiantil llegaron en la segunda parte. De nuevo con Caner-Medley muy enchufado, y auspiciando por la nota de carácter que Dago Peña puso al choque, todo orquestado bajo la inteligente batuta de Omar Cook, los estudiantiles construyeron su remontada apretando líneas en defensa y sumando al contraataque. Gracias a este cocktail, los de Maldonado llegaron a ponerse por delante y, a falta de diez minutos, el partido estaba más abierto que nunca (57-60).

Los minutos finales, haciendo gala a la noche de Halloween, fueron dignos de un auténtico thriller. Ambos equipos intercambiaban buenas acciones en ambos aros, pero los eslovenos supieron gestionar mejor unos minutos finales más que apretados. Si bien es cierto que Estudiantes tuvo la oportunidad de volver a igualar el luminoso en los compases finales, no entraron los últimos tiros, llevando al Petrol Olimpija a su primera victoria de la temporada por 75-81.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas