Estudiantes gana en el estreno de Óscar Quintana como técnico bético

El Movistar Estudiantes se ha impuesto al Real Betis Energía Plus por 81-90 en el primer partido de Óscar Quintaba como técnico del conjunto bético.

El Movistar Estudiantes ha sido el primer equipo en visitar el pabellón San Pablo de Sevilla en esta nueva ”era Quintana” y el primero en lograr la victoria. Los de Salva Maldonado se han impuesto en tierras andaluzas por 81-90 gracias a un gran partido de Nik Caner-Medley y de Sylven Landesberg.

El cuadro estudiantil arrancaba especialmente enchufado al partido, gracias a un Nik Caner-Medley de sobresaliente. Su aportación ofensiva, junto a la de Alec Brown, permitía a los de Salva Maldonado empezar a imponer cierta ventaja en el luminoso en los primeros compases del partido. Sin embargo, la marcha al banco de ambos jugadores de forma prácticamente simultánea descolocaba a un Movistar Estudiantes carente, desde ese momento, de ideas en ataque. Ello, y su evidente bajón defensivo, permitía al conjunto bético devolver el parcial de salida para colocar de nuevo las tablas en el luminoso al final del 1Q (19-19).

Las cosas no mejoraron para el cuadro estudiantil en el segundo parcial. Lastrados por los malos porcentajes desde más allá de 6’75, los colegiales no lograban gestionar bien sus ataques. La escasez de circulación de balón y el inexistente juego interior parecía condenarles ante un Betis impulsado por el dominio bajo aros de Anosike. Si bien es cierto que la vuelta a cancha de Nik Caner-Medley -¡y las pérdidas del conjunto bético!- impedían que la sangre llegara al río demasiado pronto, el Estudiantes debía apretar las cuerdas atrás y diversificarse en ataque si quería hacerse con el partido (41-38).



El paso por el vestuario no sentaba del todo mal a un cuadro estudiantil que veía, una vez más, como Landesberg se convertía en el dueño y señor del tercer parcial. Su acierto -desde más allá de 6’75 inclusive- daba alas a un Estudiantes que volvía a colocarse por delante en el luminoso pese a la intensidad defensiva con la que el conjunto bético iniciaba la segunda parte. Como ya viene a ser habitual en la dinámica del cuadro estudiantil, cuando las cosas empezaron a funcionar en ataque, el nivel defensivo subía casi sin pretenderlo. Por todo ello, el conjunto de Salva Maldonado encaraba los últimos diez minutos con ventaja en el luminoso (58-68).

En el último parcial, los de Salva Maldonado recuperaban su esencia. Contagiados por Nik Caner-Medley y Landesberg, desatados en el aspecto ofensivo, los estudiantiles se mostraban acertados desde la línea de 6’75 y eso les permitía ser fieles a su estilo de juego. Manteniendo una intensidad constante en los últimos diez minutos, los de Salva Maldonado se llevaban la victoria del feudo bético por 81-90 en el primer partido de coach Quintana ante su afición.