Champions League 

El Estudiantes no puede culminar la remontada y cae en Estrasburgo

Así ha sido la primera derrota del Movistar Estudiantes de Salva Maldonado en su aventura europea, tras caer ante SIG Strasbourg por 77-74.

El Movistar Estudiantes ha consumado su primera derrota en la cancha de SIG Strasbourg tras morir ahogado en la orilla. Los de Salva Maldonado remontaron 23 puntos en contra, pero no lograron culminar la heroica y terminaron cayendo por 77-74.

En lo que al partido y al equipo se refiere, en la cancha francesa pudieron verse dos mitades absolutamente diferenciadas tanto a nivel defensivo y ofensivo como a nivel de sensaciones y de carácter. Los primeros veinte minutos del partido dejaron ver lo que este Estudiantes puede llegar a ser si hace absolutamente todo mal. Si bien es cierto que el acierto del conjunto francés en el arranque del partido rozaba lo supremo, los estudiantiles protagonizaron unos minutos realmente malos a nivel defensivo. Ello, como no puede ser de otra manera, tuvo consecuencias sobre todos los demás aspectos del juego. La ansiedad ofensiva se abría paso en filas estudiantiles y el luminoso, al término del primer parcial (25-7) reflejaba un panorama absolutamente desolador para los de Salva Maldonado.

Las cosas no mejoraron para el conjunto colegial en un segundo parcial aún muy lastrado por las pérdidas en ataque y el bajo nivel atrás. Prácticamente cada acción ofensiva de Estudiantes culminaba con un tiro forzado o una pérdida de balón y ello, sumado a la dificultad de cerrar el rebote con contundencia, seguía dando alas en el luminoso a un Strasbourg tocado por una varita desde más allá de 6,75. Al descanso -y pese a maquillar con un par de buenas acciones en los compases finales de la primera mitad- nada podía augurar lo que se venía en la segunda parte (45-26).



El paso por vestuarios sirvió para que los de Salva Maldonado se diesen un lavado completo de cara. Construyendo desde la defensa y poniendo especial atención a las líneas de pase rival, los estudiantiles empezaron a trabajar en la remontada. Gracias a esa marcha más atrás, los ataques eran mucho más fluidos y las buenas opciones de tiro terminaban por convertirse en cestas importantísimas. Con un gran Omar Cook en la dirección de juego -y auspiciados por los galones de Sitapha Savané y Goran Suton-, al final del tercer cuarto ya no llovía tanto en territorio francés y la ventaja parecía, al menos, abordable (60-49).

Las buenas sensaciones continuaron en un último cuarto en el que Estudiantes tuvo que luchar contra el reloj. En cancha francesa volvió a verse a un equipo con carácter y en el que todos pueden sumar. Hakanson se mostró valiente en la dirección, cocinando buenos tiros que, sumados al buen nivel defensivo del equipo, colocó al cuadro estudiantil con opciones a pocos minutos del final.

Pese al absoluto dominio mostrado por los de Salva Maldonado en la segunda parte, Strasbourg supo sacar coraje en el momento en el que el partido más quemaba, hilando dos buenas defensas consecutivas que evitaban que los estudiantiles tomasen el mando en el luminoso. Si bien es cierto que tuvieron opciones hasta el final, al menos, de forzar la prórroga, la victoria se escapó para Estudiantes sobre la bocina. Con un resultado final de 77-74, y pese a la espectacular remontada gestada en la segunda parte, el cuadro colegial firmó su primera derrota europea.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas