Estudiantes no puede con el deseo de Copa de Tenerife

El Iberostar Tenerife se ha impuesto por 77-59 al Movistar Estudiantes, sellando así su clasificación para la Copa del Rey.

El Movistar Estudiantes ha caído ante Iberostar Tenerife por 77-59 en un partido que los de Salva Maldonado no tuvieron opción alguna de llevarse y en el que fueron por detrás en el luminoso desde el primer parcial. El conjunto de Fotis Katsikaris necesitaba esta victoria para sellar su participación en la Copa del Rey y no falló ante su afición, haciendo del Santiago Martín una auténtica fiesta.

En los primeros compases del choque, ambos conjuntos se mostraron imprecisos y erráticos de cara al aro, acariciando tanteos muy bajos tras varios minutos de juego. Solo Ponitka -que terminaría siendo el mejor del partido con 22 puntos y 30 de valoración- parecía carburar sobre la cancha. Al cuadro estudiantil no querían entrarle los tiros desde más allá de 6’75 y no pudo poco más que salir vivo de diez primeros minutos en los que, por otra parte, Tenerife tampoco mostró su mejor versión (18-14).

No obstante, conscientes de la absoluta necesidad de victoria, los tinerfeños subieron de manera progresiva su intensidad con el paso de los minutos. El conjunto colegial, sin embargo, seguía sufriendo en exceso para sumar y ello terminó por traducirse en una brecha en el luminoso cada vez mayor. Auspiciados por destellos de distintos jugadores -desde Beirán hasta Niang o White-, Iberostar Tenerife acariciaba, al descanso, su sueño copero (36-26).

Ese aumento de intensidad se hizo más evidente en el arranque de la segunda parte, quedando patente en apenas segundos que el paso por vestuarios solo había venido bien a uno de los dos equipos. La ventaja, que no tardó en coquetear con la veintena de puntos gracias a unos grandes minutos de Vasileiadis y la constancia de Ponitka, era el reflejo de los serios problemas de un conjunto estudiantil frío tanto en ataque como en defensa. Al final del tercer cuarto, el 59-44 auguraba un final bastante plácido para los locales.

El último cuarto, efectivamente, no dejó lugar a sorpresa alguna y, gustándose por momentos, el cuadro tinerfeño hizo crecer su ventaja, logrando así no solo una victoria por 77-59 ante Movistar Estudiantes, sino una ansiada plaza para la Copa del Rey que viajará, además, a las islas.

 

ANÚNCIATE EN PLANETACB