Estudiantes se trae una buena ventaja de Suecia

Movistar Estudiantes logró, no sin sufrimiento tras un mal primer cuarto, ganar por 12 puntos en cancha del campeón sueco Norrköping Dolphins (62-74). El sábado en Torrejón, deberá defender esta ventaja para superar la primera ronda previa de Basketball Champions League.

Cook, Brizuela, Vicedo, Caner-Medley y Jankovic fueron el primer quinteto titular del curso baloncestístico 2018-19 para Movistar Estudiantes. El campeón sueco empezó más enchufado, especialmente por fuera, de la mano de Shakir Smith (10-4) y el gigante Lindquist (13-6 mediado el cuarto).

Clavell y Perl fueron las primeras sustituciones tras el tiempo muerto solicitado por Berrocal con 17-8 en el electrónico del Stadium Arena de Norrköping, y posteriormente Suton y Arteaga con 22-9, pero ninguno de los cambios pudo frenar el ataque de los delfines hambrientos: 22-11 para cerrar el primer periodo.

Arteaga y Hakanson recortaban distancias al inicio del segundo cuarto (22-15), aunque el viejo rockero Lindquist las metía de todos los colores para mantener a los Dolphins por delante: 30-17.

Zoltán Perl venía calentito de las ventanas FIBA y empezó a liderar a Movistar Estudiantes: asistencia para el mate de Arteaga, canasta por aquí, rebote por allá. Su combinación con el propio Arteaga (12 puntos al descanso) y la aparición de Clavell metieron a los colegiales de lleno en el partido: 33-32 a falta de 2:28 para el descanso y tiempo muerto local.

Clavell culminó la “remontada”, pero duró poco la alegría: triple de Lindquist para romper el parcial estudiantil que llegó a ser de 0-15. Al descanso, el acierto triplista de los Dolphins les mantenía con una corta ventaja: 39-36.



Empezó la segunda mitad con Cook, Brizuela, Perl, Caner-Medley y Jankovic, pero de nuevo salieron más lanzados los Dolphins: 42-36. Un activo Brizuela y un contundente Jankovic mantenían a Movistar Estudiantes al acecho (45-44), e incluso por delante unos instantes (45-46), pero Norrköping se agarraba continuamente al partido (47-46).

De uno en uno también vale: Darío Brizuela fue dos veces consecutivas a la línea de tiros libres para dar momentáneamente la ventaja a los suyos (47-49). Tras unos minutos en los que ambos equipos tenían miedo de tomar el mando, un providencial triple desde la esquina de Caner-Medley, al que lograron dejar solo sus compañeros, ponía el 49-52 a 2 minutos para terminar este tercer periodo. Tiempo muerto local.

Era un momento clave y no había que perdonar. Hakanson y Vicedo, no sin sufrimiento y tener que jugarse la salud, pusieron el 51-56 con el que terminó el tercer cuarto.

Vicedo desde fuera y Clavell con un mate dieron la máxima ventaja a Movistar Estudiantes para empezar este último periodo: 51-61 en minuto y medio. Pero los suecos no soltaban el encuentro y aunque fuera con triples a la desesperada se mantenían cerca: 56-61.

Suton de tres y Perl, otra vez Perl, culminando un contraataque devolvían la decena de puntos de ventaja a Movistar Estudiantes (59-68) para encarar la recta final del partido.

Hakanson decía en la previa que no iba a su país a visitar a los amigos, sino a ganar. Y con dos triples en el último minuto para rematar la faena ante unos orgullosos campeones de Suecia.

Movistar Estudiantes finalmente tendrá que defender en Torrejón 12 puntos de ventaja para superar la primera ronda previa de la Basketball Champions League: 62-74.

Fuente: clubestudiantes.com

Foto: @fiaphoto