El Estudiantes vence al Banvit y sueña con los playoff

Movistar Estudiantes se ha llevado una importante victoria ante el Banvit turco por 78-73. Con ello, podrían ser primeros de grupo en la siguiente fase de la Basketball Champions League.

El Movistar Estudiantes ha logrado en la tarde de hoy una victoria que le acerca peligrosamente a sus objetivos europeos. Tras imponerse por 78-73 al Banvit, uno de los líderes del “demencial” grupo de Basketball Champions League al que pertenece el cuadro estudiantil, los de Salva Maldonado podrían llegar a ser primeros de grupo en la siguiente fase. No obstante, aún no tienen asegurada una plaza en la misma y habrá que esperar a la última jornada para conocer el devenir de los acontecimientos.

Los vientos no podían soplar más a favor de los locales en el arranque de partido. Liderados por un Alec Brown enorme bajo aros, Estudiantes endosaba a su rival un demoledor parcial 15-3 de salida que suponía toda una declaración de intenciones. Después de dejarse escapar la pasada semana un partido que habría supuesto su clasificación directa a falta de dos jornadas, no estaban dispuestos a desaprovechar una bala más y así lo evidenciaron desde los primeros compases del choque. La incapacidad del conjunto turco de plantear soluciones defensivas que parasen el vendaval estudiantil tuvo como consecuencia un primer cuarto en el que los locales jugaron a placer, encontrando en Goran Suton el arma perfecta para terminar de desequilibrar a su rival. Tras los primeros diez minutos, el resultado no podía ser más favorable para Estudiantes (32-10).

Si bien es cierto que en el segundo parcial los turcos trataron de encontrar soluciones defensivas que parasen la producción de Estudiantes y, desde ahí, tratar de construir mejores ataques, y pese a que hubo pequeños momentos de desconexión por parte de los locales en este segundo parcial, el ritmo de juego seguía estando completamente controlado por los de Salva Maldonado. La efectividad, además, seguía siendo absolutamente demencial desde todas las distancias, lo cual llegó a traducirse en una renta de +23 en este cuarto. Ni siquiera con una defensa zonal pudieron con un Estudiantes que tiró del acierto de Sylven Landesberg para dar una lección de cómo se debe atacar una zona, llegando así al descanso con una renta más que cómoda (51-27).



No obstante, tras el paso por vestuarios, los turcos no se dieron por vencidos y continuaron confiando sus opciones a la defensa zonal. Liderados por el que fuera jugador de Obradoiro, Angelo Caloiaro, los jugadores del Banvit lograron terminar con las buenas sensaciones cosechadas por los estudiantiles en la primera mitad y recortaron la ventaja hasta dejarla en una sola cifra, lo cual, dado el devenir de la primera mitad, era para echarse las manos a la cabeza. Pese a todo, Estudiantes logró encarar el último cuarto con algo de renta (58-49).

Sin embargo, el desacierto estudiantil continuó al arranque del parcial definitivo y el Banvit logró colocarse a tan solo cuatro puntos, protagonizando así una remontada absolutamente épica, aunque ya poco sorprendente dado el perfil de los partidos de Estudiantes en competición europea. Sería de nuevo Goran Suton uno de los grandes protagonistas en los compases finales, sacando petróleo de las situaciones más complicadas y poniéndole al partido las notas de carácter que este precisaba. De esta forma, y con un Ludde Hakanson venido a más, el cuadro estudiantil sumaba una importantísima victoria por 78-73 que le permite seguir con el sueño europeo.