Euroliga rechaza la propuesta de FIBA sobre las fechas de las Ventanas

Sigue la guerra en su punto inicial, Euroliga rechaza la propuesta de FIBA de cambiar las fechas de su calendario.

En un principio y como ya dijimos en su momento, FIBA planteaba un cambio de fechas que obligaba a Euroliga a cambiar también las suyas de forma que los jugadores de esta competición pudieran asistir, sin embargo, en reunión de esta mista tarde, tras deliberación de los clubes, han rechazado dicha propuesta en base a estos cinco puntos:

1. La FIBA y las federaciones nacionales tienen la responsabilidad y la obligación de organizar competencias de los equipos nacionales y partidos oficiales de clasificación con los mejores estándares posible, involucrando a los mejores jugadores, entrenadores y funcionarios, para satisfacer las expectativas de los aficionados y hacer crecer el deporte del baloncesto a nivel global.

2.Los clubes de la Euroliga siempre han apoyado a todos las competiciones de las selecciones nacionales que han cumplido con estas normas básicas y seguirá haciéndolo.

3.La propuesta de la FIBA no resuelve los principales problemas del “calendario FIBA 2017” que FIBA ha aprobado y prevé imponer sin previa diligencia ni acuerdo con los clubes. En cambio, la propuesta plantea dificultades adicionales:

a. No resuelve el problema más central, ya que no todos los jugadores estarán disponibles para los partidos oficiales de los equipos nacionales (por ejemplo, los de las principales competiciones norteamericanas), por lo tanto dañan el producto y no cumplen con las expectativas de los aficionados. una desventaja competitiva, mientras que la discriminación entre los jugadores de la misma nacionalidad.

b.Aumenta la carga de frecuencia de viaje y juego en los jugadores, obligándoles a jugar numerosos encuentros en un periodo de tiempo reducido sin días de descanso, causando excesivos tiempos de viaje acumulados que en algunos casos superan las marcas de 30, 40 y 50 horas para tanto europeos como no europeos, aumentando así el riesgo de fatiga y lesiones.

4. A la luz de los motivos expresados anteriormente, los clubes de la Euroliga no presentarán una propuesta de cambio del calendario 2017-18 a la Junta de Accionistas de la ECA.

5.Los clubes de Euroliga consideran desafortunado que la primera propuesta de la FIBA haya llegado cinco años después del intento original de la Euroliga de baloncesto de encontrar un acuerdo.

Por último, señalaron que, sin embargo, continúan su compromiso permanente de mantener un diálogo abierto con miras a alcanzar un acuerdo amplio y de largo plazo con la FIBA que regule las relaciones y responsabilidades entre la federación internacional, y los clubes de la Eurolia y la Eurocup. Tal acuerdo debe incluir la definición de un calendario de equipo nacional entre varios otros temas importantes, sentando las bases para una verdadera colaboración que lleva el baloncesto europeo y todas sus ofertas profesionales a alturas mucho mayores en un esfuerzo coordinado.