Exitazo del renovado All-Star Game en un partido memorable

LeBron James se llevó el MVP de un ajustadísimo duelo que ganó su equipo con un emocionante final

Achacar el éxito del All-Star Game de anoche al renovado sistema que elimina el duelo entre conferencias podría no ser justo. Pero lo cierto es que, determinante o no, el nuevo cambio de formato ha favorecido que viéramos un partido con mayúsculas, como llevábamos años esperando. El equipo de LeBron James supo remontar la adversidad y se acabó llevando el choque por un ajustado 148-145.

Desde el principio se notó una tónica diferente, más seria, con más defensa, y mucho más competida. Eso sí, por momentos el combinado de Curry parecía dispuesto a romper el partido con ventajas que llegaron hasta los 15 puntos. Sin embargo, un gran parcial antes del descanso dejaba el marcador en un estrecho 76-78 para los de Curry.


Y después de un equilibrado 3Q, los de Curry volvían a coger rentas de +10 pts en el último período. Pero entonces apareció LeBron James para decir basta, remontar el encuentro y decidirlo con la canasta ganadora y después una defensa del equipo que no veíamos en años en un All-Star.

El MVP, por supuesto, fue para LeBron James, que lograba su 3º galardón 10 años después del último. Stephen Curry (11+6+5) estuvo más discreto, y destacaron las actuaciones de Lillard y DeRozan (21 cada uno), Towns (17+10), Harden (12+7+8), Durant (19+6+5), Westbrook (11+8+8) e Irving (13+7+9).

Foto: @NBA